La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) ha denunciado que durante la pasada madrugada del jueves al viernes 8 unos delincuentes asaltaron el cabezal de riego ubicado en el sector X del Canal Júcar-Turia, en término municipal de Picassent, y robaron los cables de cobre que se emplean en dicha instalación. Las consecuencias de este robo serán nefastas para los cultivadores de esa zona, ya que hasta que puedan repararse los múltiples desperfectos ocasionados va a resultar imposible llevar a cabo las tareas de riego necesarias en estas fechas.

La superficie afectada por esta circunstancia asciende a unos 1.400 hectáreas en las que se cultivan principalmente cítricos, caquis y, en menor medida, kiwis. El valor del material sustraído supera los 12.000 euros, a los que habrá que añadir los costes que entrañará la reparación de los daños en la instalación de riego causado por los ladrones durante su asalto.

El término municipal de Picassent, un área eminentemente agraria, está siendo especialmente castigada en los últimos tiempos por la incidencia de la delincuencia en el medio rural. El pasado mes de noviembre se vio sacudido por una oleada de robos en explotaciones de kiwi y aguacates, productos que tienen precios más atractivos que otros cultivos tradicionales, aunque no por ello se libran tampoco de la acción de los ladrones ni cítricos ni caquis.

El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, h sido muy claro y ha manifestado al respecto “que lo que está sucediendo es intolerable e inadmisible y este último episodio deja sin posibilidad de regar a decenas de agricultores. El trabajo de los equipos Roca de la Guardia Civil es sin duda encomiable, pero resulta insuficiente para atajar un problema que tiene que resolverse con un endurecimiento de las penas porque no puede ser que los delincuentes entren por una puerta y salgan por la otra”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here