El ruso Iván Beruzutski gana el IV Concurso ICEX de Alta Gastronomía Española

0
3

EFE.- El cocinero ruso Iván Beruzutskiy ha ganado hoy el IV Concurso ICEX de Alta Gastronomía Española con su plato "Almendras, puntilla con almendra y manzana", con la almendra marcona y el vinagre de Jerez como protagonistas.

Este certamen, en el que veinte jóvenes cocineros de 4 continentes se han afanado en demostrar su maestría en el uso del mejor producto español, es el hito final de un programa con el que el Instituto de Comercio Exterior (ICEX) busca "dispersar" por todo el mundo a embajadores de los productos españoles.

Los fogones de la Escuela de Hostelería de Madrid, donde se ha celebrado el concurso, han sido hoy una auténtica Babel gastronómica en la que los participantes debían emplear al menos un producto español en sus platos, a elegir entre cerdo ibérico, queso, conserva vegetal o de pescado, productos de la Denominación de Origen Jerez, almendra marcona y azafrán.

La almendra es precisamente el ingrediente estrella elegido por el ganador, formado en El Bulli de Ferrán Adriá y en el marbellí Calima (dos estrellas Michelín) con Dani García, y que ha aplicado los conocimientos adquiridos en estos meses para elaborar un "árbol de almendra" con un fondo de ajoblanco en el que el juego culinario se basaba en las texturas y las temperaturas.

Iván Beruzutskiy ha explicado a Efe en un español más que aceptable para quien lleva menos de un año estudiándolo que sus dos primeras semanas en el restaurante de Adriá "fueron muy duras" porque "no trabajas como una persona, sino como una máquina, pero es la mejor escuela del mundo".

Cerca del joven ruso cocinaba el japonés Akira Nakatake, quien tras pasar 6 meses en el restaurante Akelarre de Pedro Subijana (3 estrellas Michelín) apenas chapurrea español, pero sabe qué es una "mantangorri" (mariquita, en vasco), y eso es exactamente lo que ha creado: una delicada escena primaveral en el que la mariquita es un gazpacho al que acompañan en el plato atún marinado, mahonesa de gambas al ajillo y varias delicias vegetales a modo de jardín.

Y es que Nakatake, que aspira a trabajar en un restaurante vasco en Hokaido a su regreso a Japón, recuerda que su primer contacto con la gastronomía española fueron, cuando tenía 10 años, unas gambas al ajillo.

El jurado del concurso ha estado encabezado por el vicepresidente del ICEX, Fernando Salazar, e integrado por el crítico gastronómico José Carlos Capel, la directora de Madrid Fusión, Lourdes Planas y el presidente de la Academia de Gastronomía de Castilla-La Mancha, Carlos Falcó, entre otros.

Salazar ha señalado a Efe que la gastronomía española goza de una estupenda acogida en el extranjero y está cada vez más presente, como demuestra la existencia de 9 restaurantes españoles en Pekín.

El principal -y casi único- obstáculo, ha apuntado, son los problemas que surgen para la exportación de productos españoles debido a las barreras fitosanitarias con las que cuentan algunos países.

"El consumidor tiene mucho hambre de conocer nuevas cocinas", ha agregado el responsable del ICEX, quien cree que el siguiente paso tras este programa podría ser la apertura de escuelas de cocina española en el exterior.

Dentro de este programa, por el que desde 2007 han pasado casi 50 cocineros, los participantes también han recibido un curso intensivo de aprendizaje del español en Salamanca y 6 meses de prácticas en los mejores restaurantes del país, además de asistir a la cumbre gastronómica Madrid Fusión y participar en catas y fiestas populares.

Además del vencedor, se han otorgado sendos accésit al japonés Daiki Kana por su minimalista interpretación de la "Gamba de Denia", y a Tan Cheong Thin, de Singapur, quien ha cocinado un plato llamado "Rock & Roca de salmonete" inspirado en el tradicional suquet de los pescadores catalanes.