El sector agrario anticipa "tensiones" en el mercado ante la escasez de aceite de oliva

0
4

     El responsable sectorial de ASAJA, José Ramón Díaz, explica que las salidas "están siendo muy buenas de momento" e incluso la exportación va mejor en tasa interanual, aunque reconoce que esto último es "un espejismo", porque ese ritmo no podrá sostenerse en el tiempo dado que las disponibilidades serán "cortas" este año.

ASAJA ve que el mercado no podrán mantenerse por mucho tiempo a este ritmo


      Sobre estas últimas, estima en 800.000 toneladas la producción de aceite de oliva para este año, a lo que habrá que sumar las importaciones, que en el plano teórico podrían llegar hasta 150.000 toneladas, aunque Díaz cree que "no se llegará" a tanto, y las existencias, que al inicio de campaña eran de 500.000 toneladas.

      A 31 de diciembre, estos stocks rondaban 748.000 toneladas, de las cuales 581.000 t estaban en poder de almazaras y Fundación Patrimonio Comunal Olivarero, y 166.000 t, la de los industriales.

     Díaz avanza que, dadas las circunstancias de mercado, no podrá mantenerse por mucho tiempo el ritmo de salidas, hasta ahora de más de 120.000 toneladas cada mes, entre exportación y mercado español.

     "El mercado debe ir constriñiéndose", agrega Díaz, y está por ver qué pasará con los precios, que de momento han subido bastante y vuelto a los niveles de la campaña de comercialización 2005-2006.

      "Las tensiones van a aparecer" debido al "tira y afloja" entre producción e industria; los primeros porque saben que hay poco aceite (y no tendrán prisa por vender) y los segundos porque necesitan aprovisionarse de materia prima en los mercados, añade.

     De momento, los fuertes incrementos en origen de los precios no se han traslado al consumidor, ni al español, ni al italiano, ni al europeo, porque los contratos a largo plazo que tienen los centros de distribución comercial les permiten cierta "estabilidad".

COAG duda que pueda haber existencias para abastecer el mercado


      Hay unas existencias finales en diciembre de apenas 750.000 toneladas, "justas para echar el año y veremos a ver si no nos vemos con dificultad este año para abastecer el mercado", según el secretario General de COAG-Jaén, Juan Luis Ávila,

     "Es un sinsentido absoluto que hayamos estado regalando durante los últimos ejercicios el aceite (en referencia a los bajos precios) y ahora encontrarnos con un escenario así", apunta.

     Si en el período comprendido entre febrero y octubre de 2015 se consumieran, entre demanda interna y exportaciones, unas 100.000 toneladas, calcula, "cuando llegue octubre (de 2015) no habrá aceite en las despensas españolas y en el resto del mundo (los otros países productores) tampoco hay aceite de oliva".

     Preguntado si, con estas perspectivas, se acabarán las ofertas agresivas del aceite en los supermercados, el secretario general insiste en que "no se entiende que, a un emblema de la gastronomía mediterránea, se le esté maltratando y se ataque a la calidad", lo que es "una vergüenza" que ningún otro país permitiría.

      Esta campaña, se obtendrán 750.000 toneladas de aceite de oliva en España, de las cuales 180.000 corresponderán a Jaén, muy lejos de los niveles del ejercicio anterior, unas 1.771.100 toneladas a nivel nacional según los datos oficiales, indica.

UPA no espera un desabastecimiento porque el mercado "se autoregularará"


     Según el responsable técnico del sector en UPA, David Erice, durante los tres meses de la actual campaña, que se da por finalizada, se habían recogido 600.000 toneladas de aceite, que se ampliarán a unas 800.000, estima, cuando se computen los datos. Mientras tanto, las importaciones suman ya 23.000 toneladas.

     Sobre la comercialización, en lo que va de campaña (hasta diciembre) se situó en 375.000 toneladas; de ellas, 129.000 t se vendieron en el mercado interior y 246.000 en países exteriores.

     Con los datos de producción y existencias, incluyendo las importaciones, que se tienen, explica Erice, será imposible mantener el nivel de comercialización del año pasado; y las exportaciones, que el año pasado se situaron en 1,10 millones de toneladas.

     "En los próximos meses veremos cómo bajan las salidas en el mercado y esto es lógico porque no hay aceite suficiente" como para mantener esas cifras tan altas del pasado, cuando hubo niveles muy altos de comercio interior y exterior, aunque el mercado se regulará por sí mismo y no habrá en ningún caso "desabastecimiento".

Eso sí, "habrá tensiones cuando lleguemos al final de la campaña" de comercialización actual porque quedará poco aceite, remarca Erice.

      A pesar de las fuertes subidas de precios en origen -repuntaron un 30 % en lo que va de campaña-, se mantienen las ventas al consumidor del producto como "gancho" comercial, con ofertas en grandes superficies de 2,39 euros por litro para el virgen extra, según UPA, anomalías que afirman ya han trasladado a la AICA.

Cooperativas mira a Bruseñlas a la hora de buscar responsabilidades


     El responsable sectorial de aceite y aceituna de mesa de Cooperativas Agro-alimentarias, Rafael Sánchez de Puerta, ha criticado que Bruselas "no deje" al sector la posibilidad de contar con mecanismos de regulación para guardar aceite cuando hay mucha oferta para usar en años de carestía.

      Así lo ha apuntado a Efeagro, en referencia a las bajas disponibilidades que se prevén este año por la escasa cosecha española, lo que se traducirá en una menor comercialización, especialmente relevante en el caso de las exportaciones.

     En su opinión, la coyuntura que se vivirá este año "debería servir a Bruselas" para entender que "este sector no se puede mantener sin ninguna medida" que permita que en los años que hay mucha producción puedan generarse recursos para atender los años deficitarios, es decir, en los que hay bajas cosechas.

     Esta ausencia de mecanismos de regulación de mercado se traduce en que "nos vemos siempre con estas alteraciones y altibajos, y la impresión que se llevan los nuevos países consumidores es que les estamos engañando, porque un año (cuando hay poca materia prima) el aceite de oliva puede costarles el doble que el anterior", ha remarcado.

     Sobre la evolución actual del mercado, ha recordado que las diferencias de volúmenes de materia prima son normales en este sector y "han pasado toda la vida", aunque de momento, "afortunadamente el aceite está saliendo al mercado, que funciona bastante bien".

     De cara a los próximos meses, en función de cómo vayan las salidas y las disponibilidades, el precio se irá ajustando. "Se frenarán las exportaciones, porque no habrá más remedio, mientras que esperemos que el mercado interior baje lo mínimo posible", ha señalado.

     Preguntado sobre el importante incremento de los precios en origen, Sánchez de Puerta contextualiza y recuerda que los puntos de partida eran anormalmente bajos, y plantea que no espera que "se desmadren" en los puntos de venta, al consumidor.

     En referencia a una posible pérdida de mercados para el aceite por la escasez de materia prima y un eventual encarecimiento de precios, ha resaltado que España ya ha vivido períodos en los que se ha dado esta situación de poca producción de aceite. Y, cuando pasó esa etapa, "la recuperación fue inmediata", ha detallado.

     A su juicio, en los destinos internacionales, lo que pasará es que "los márgenes se ajustarán mucho para intentar llegar (al consumidor) lo más barato posible", y se reducirán los volúmenes a la venta. Pero "espero que poco a poco todo el mundo se vaya acostumbrando" sin mayores tensiones, ha destacado.