El sector agrario apoya la ley alimentaria de Arias Cañete tras el informe de Competencia

0
7

  "Damos todo nuestro apoyo al ministro" para que avance en este marco normativo que, para Barato, debe aportar transparencia a la cadena de valor, arbitrar medidas de regulación y solucionar problemas como los excesivos períodos de pago a los agricultores.

   Sobre la crisis del lácteo, ha defendido que tenga un precio adecuado, por lo que debe evitarse que se siga vendiendo por debajo de los costes de producción.

   Por su parte, el secretario general de COAG, Miguel Blanco, ha mostrado "su preocupación" por que detrás del dictámen de la CNC "puede estar" el Ministerio de Economía y, por consiguiente, "el Gobierno y el propio Mariano Rajoy".

   Blanco ha indicado que esta crisis ganadera "no remite" después de "fracasar" medidas como el paquete lácteo, hasta el punto de que más de la mitad de los productores, según sus datos, recibe menos de 32 céntimos por la leche, por debajo de los costes de producción, lo que ha atribuido a la presión de industria y distribución.

   En su opinión, el texto del anteproyecto de ley "queda corto" al no proponer soluciones contra la venta a pérdidas o la demora en los pagos a proveedores, ni incluir un organismo independiente que gestione denuncias y sanciones, aunque ha precisado que para COAG es un punto de partida "básico" para corregir los desequilibrios actuales y las prácticas desleales.

   El secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, ha afirmado que la CNC "se está excediendo" de sus competencias y ha animado a Arias Cañete a seguir adelante y apostar por "una ley que sirva para poner orden" en la cadena de valor, que recoja contratos homologados entre operadores, que persiga la venta a pérdidas y que cree un organismo regulador y sancionador de los abusos.

   Ramos ha avanzado que el Ministerio se ha marcado el 25 de abril para llevar la normativa al Consejo de Ministros, con algunas modificaciones tras el dictámen de la CNC, y que el sector se reunirá próximamente con los grupos políticos en el Congreso para asegurar apoyos durante el próximo trámite parlamentario de la norma, ha avanzado.

   Por otra parte, ha transmitido al ministro su preocupación por los recortes en las subvenciones autonómicas en la contratación de seguros, que según sus datos han provocado que algunas líneas dupliquen su precio, y ha valorado los esfuerzos de Gobierno central y autonómico gallego para resolver la falta de rentabilidad en el sector lácteo.

   Las organizaciones agrarias también han debatido con los máximos responsables del Ministerio la reforma de la PAC, sobre la que han reiterado que España debe estar vigilante para evitar perder ayudas, aunque dan por hecho de que no se aplicará en 2014 por las divergencias presupuestarias entre los Estados.

   No perder ayudas o, en su caso, distribuirlas mejor y mantener los derechos de plantación de viñedos y las cuotas de producción de leche y azúcar son algunos de los planteamientos del campo español.

   Las futuras leyes sobre fusión de cooperativas y de otros operadores y sobre representatividad agraria -previa a la convocatoria de elecciones en el campo para 2014- fueron otros asuntos analizados.