El sector agrario brasileño da un ultimátum a Argentina en el acuerdo UE-Mercosur

0
3

    La senadora dijo estar "segura al 60 %" de que en este encuentro Argentina mejorará su propuesta y se unirá al bloque para firmar el acuerdo, pero señaló que de no ser así "el país tendrá que incorporarse en una fase posterior".

    La Unión Europea y Mercosur negocian desde el año 2000 un acuerdo de asociación, dentro del que se incluye un pacto de libre comercio, pero el diálogo se estancó hasta 2010 y, tras retomarlo en esa fecha, ha avanzado muy lento.

    El principal escollo ha sido la presentación de las listas de ofertas comerciales que ambos bloques deben intercambiar, que se ha retrasado por parte de Mercosur debido a que todos los socios deben entregarlas al unísono y la parte de Argentina aún no está completa.

    Abreu insistió en que Brasil, Paraguay y Uruguay están preparados para pasar a la siguiente fase y que "Argentina es el único problema".

    Señaló que este país sólo ha completado entre un 80 % y 90 % de su lista, mientras que el resto de socios ha fijado más del 90 % de ofertas.

    No obstante, recordó que para el Ejecutivo brasileño presidido por Dilma Rousseff es "prioritario" que Argentina se una al acuerdo, puesto que se trata de un importante socio comercial para Brasil.

    Si bien puntualizó que "este tratado puede ser negociado con Argentina más tarde si se resiste demasiado".

    La ralentización de las negociaciones ha hecho que ciertas autoridades brasileñas, incluida Abreu, especulen con la posibilidad de que Brasil y la UE firmen un acuerdo bilateral al que más tarde puedan incorporarse sus socios del Mercosur, un extremo que ha sido rechazado por el Gobierno brasileño y por la Comisión Europea (CE).

La UE es el principal socio comercial de Brasil


    La UE es el principal socio comercial de Brasil, ya que absorbe más del 20% de las exportaciones brasileñas y más del 21 % de las importaciones brasileñas proceden de los Veintiocho.

    El valor de estos intercambios comerciales ascendió a unos 69.600 millones de euros en 2013, según datos de la CNA.

    En este contexto, Abreu consideró que en Brasil existe gran preocupación por el hecho de que la UE firme acuerdos de libre comercio con otras potencias, especialmente el que actualmente negocia con Estados Unidos, ya que esto le haría perder posiciones en el mercado europeo y mundial.

    "(EEUU y la UE) pueden crear un bloque comercial enorme y dejar a muchos fuera", dijo la senadora, quien señaló que eso sería "catastrófico" para el Estado, que a día de hoy solo tiene acuerdos comerciales con Mercosur.

    Otra de las preocupaciones del sector es que las elecciones que se celebrarán próximamente en Brasil y la UE ralenticen el proceso, si bien Abreu incidió en que las fechas clave del proceso están fijadas antes de los comicios.

    En concreto, el Gobierno brasileño y la CE fijaron ayer una reunión técnica para resolver definitivamente el tema de las ofertas para el próximo 21 de marzo.