El sector agrario rechaza la nueva subida eléctrica e insiste en movilizarse contra ella

0
2

Cooperativas ve un "problemón" para envasadoras o almazaras


   Entre los peligros, las deshidratadoras de alfalfa podrían perder los mercados árabes, que pueden decantarse por EEUU para comprar forraje más barato para alimentar su ganado si la situación perdura.

    Además -añade- las últimas subidas de tarifas -un 50 % en los últimos cuatro años para las cooperativas- son "un problemón" para centrales hortofrutícolas, envasadoras o almazaras, entre otras.

    "Nos encontramos que tenemos serios problemas para salir a jugar en las mismas condiciones que el resto" en los mercados, agrega Marcén, quien recuerda que tampoco los regantes por aspersión puedan asumir más gastos, por lo que exige al Gobierno que "tome el toro con los cuernos" porque el problema es "muy, muy, muy grave".

ASAJA insiste en que se debe pagar sólo la que se consuma


    El presidente nacional de ASAJA, Pedro Barato, ha apuntado a Efeagro que la subida de la electricidad decretada, que "podría no ser la última", es importante pero que el problema mayor radica en que "ahora pagamos energía eléctrica sin consumirla", es decir, sin tener en cuenta el gasto real que hacen los agricultores.

    Como símil, Barato explica que hace un tiempo había que pagar fracciones de media hora por utilizar un párking "aunque estuvieras cinco minutos" pero ahora se abona por el tiempo que "realmente estás" y que los regantes reclaman algo parecido.

    Tras las últimas subidas, el coste energético es "inasumible" para el regadío cuando "levantaba la cabeza", y puede provocar además "el hundimiento" de la agricultura más productiva.

    Recuerda que hace unos años, la energía estaba en los últimos puestos en las cuentas de explotación del campo, pero hoy ha pasado a ser el principal coste, por encima de fertilizantes, gasóleo o semillas, entre otros insumos habituales en el campo.

    La Junta directiva de ASAJA ha pedido una reunión urgente con "quien proceda" -responsables de la Secretaría de Estado de Energía o del Ministerio de Industria en general, aclara- para dar una solución al problema, pero "dan la callada por respuesta"

    "Si no obtenemos una respuesta de ese Departamento en los próximos días, desde Asaja saldremos a la calle, frente a las puertas del Ministerio de Industria a finales de enero", confirma.

Fenacore calcula una subida del 70% para los regantes


    Desde que desaparecieran las tarifas especiales para riego en 2008 y coincidiendo con el inicio de la crisis, el acceso a la electricidad para los regantes se ha encarecido un 500%, a pesar de que sólo utilizan este servicio la mitad del año, cuando riegan.

     En términos generales, la factura de la luz se ha encarecido una media del 70 %, según datos de la Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore), que agrupa a los segundos demandantes de energía en España, por detrás de ADIF.

    A la última subida, que coincidió con la reforma energética del pasado mes de agosto y que supuso un encarecimiento medio del 15 % de la factura de la luz y del 115 % del término fijo de potencia, se sumará la nueva subida tarifaria coincidiendo con la entrada del nuevo año, que dio a conocer el Consejo de Ministros, añade.

    Las subidas escalonadas evidencian que son los usuarios quienes vienen pagando "injusta e indiscriminadamente" las consecuencias de una política energética errónea que ha conducido a un déficit de tarifa acumulado cercano a los 26.000 millones de euros.

"Que se nos trate con justicia", señalan desde COAG


    El director de los servicios técnicos de COAG, José Luis Miguel, coincide en apuntar que esta organización junto a Cooperativas Agro-alimentarias, FIAB, Fenacore, UPA, COAG y UPA enviaron una carta al Ministerio de Agricultura alertando de la "grave" situación y para pedirle la creación de un grupo de trabajo para abordarla.

   "Nuestro problema es que pagamos todo el año un término de potencia fijo cuando realmente se usa la energía de forma puntual", detalla De Miguel, quien pide que "se nos trate con justicia y que nos permitan contratar tramos de potencia en función de los picos de actividad agraria".

    En el verano -añade- el Gobierno subió el término de potencia, lo que "ha fundido literalmente" al campo por el consumo que este hace de forma estacional del recurso, si bien la medida ha podido beneficiar a grandes industrias de otros sectores que trabajan 24 horas al día los 365 días al año.

    "No descartamos movilizaciones" si el Gobierno no les ofrece una solución, unas protestas que COAG desea que sean "conjuntas", con la participación de los agentes implicados.

Denuncia de UPA al "doble rasero" de Competencia


    "En 2008 nos eliminaron la tarifa especial de riegos. Desde entonces, los incrementos del término de potencia han superado el 200 %", coinciden en apuntar a Efeagro fuentes de UPA, un dato "relevante" porque gran parte del consumo agrario es estacional.

    El riego, la maquinaria de una almazara o una bodega tienen picos de consumo muy elevados en recolección y mínimos el resto del año.

    "Nos hemos dirigido en varias ocasiones a los ministerios de Agricultura e Industria para tratar de poner solución a este problema, obteniendo la callada por respuesta", explican desde UPA, por lo que "exigimos al Gobierno que no ignore a los agricultores y ganaderos españoles que han dado ejemplo en los últimos años en lo que a racionalización del consumo energético se refiere".

    Asimismo, critica el comportamiento de la CNMC, "que ha vuelto a demostrar su doble rasero a la hora de juzgar las normas de competencia. Se ve claramente que cuando quieren, pueden. Reclamamos que las normas de libre competencia estén al servicio de los ciudadanos y no de las grandes corporaciones".