El sector agrario reclama un rechazo rotundo de España a la reforma de la PAC

0
2

EFE.- Las organizaciones agrarias y las cooperativas se han sumado la posición común alcanzada hoy por el Gobierno español y las comunidades autónomas, en la que piden que Bruselas retire su propuesta para revisar la PAC.

La ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, expresará esa postura en el próximo Consejo de ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE), que se celebrará el próximo jueves en Luxemburgo.

Los responsables de las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA y de Cooperativas agro-alimentarias han valorado la posición común conseguida en contra del proyecto de la PAC.

El presidente de Cooperativas Agroalimentarias, Fernando Marcén, ha subrayado que España está "obligada a decir no" a la actual propuesta de reforma de la PAC, que plantea ideas como más exigencias ecológicas o una "tarifa plana" en las subvenciones para todos los productores.

El proyecto de Bruselas, según Marcén, no trata cuestiones como la necesidad de "reequilibrar" la cadena de valor en el sector agroalimentario, ni la situación de la mujer rural y ha lamentado que la CE centre la PAC "en los territorios y no en las personas".

El presidente de la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja), Pedro Barato, ha mostrado su "rechazo absoluto" a la reforma y más sin que se conozcan los fondos ni las perspectivas financieras de la UE para después de 2013 (año en que acaban los actuales presupuestos comunitarios).

Barato ha criticado que en la reforma no haya apoyos suficientes para la incorporación de jóvenes a la agricultura.

El secretario general de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), Miguel López, ha expresado su "rechazo rotundo" al documento sobre la PAC y ha insistido en que en un momento en que 1.600 millones de personas pasan hambre "la CE quiera destinar dinero público a desmantelar un tejido productivo".

López ha criticado que Bruselas quiera "disfrazar de verde" su reforma, por la idea de hacer más ecológicas las ayudas, para "ganarse a la opinión pública", mientras que esa propuesta pone al agricultor europeo "fuera del mercado".

El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), Lorenzo Ramos, ha apuntado que el proyecto de la CE es un "ataque" a las explotaciones familiares y se "carga" al profesional.

Ramos ha abogado por un frente común y por "llamar a la movilización" contra la reforma, además de calificar de "vergüenza" que la CE no aborde el problema de la "falta de rentabilidad" para el productor por los bajos precios en origen de los alimentos, frente al poder de los supermercados.