El sector citrícola retira 7.000 toneladas y por valor de 1,3 millones por el veto ruso

0
7

     El coste de los productos retirados en la Comunitat (1,3 millones) cubre únicamente el coste de la cosecha, según Cirilo Arnandis, presidente de las Cooperativas Hortofrutícolas españolas, y tras su retirada del mercado han sido repartidos de forma gratuita a entidades sociales o benéficas.

    España tiene derecho a retirar, por acuerdos alcanzados en la Unión Europea, un total de 59.000 toneladas, de las que hasta la fecha se ha retirado un 20 %, el 12 % en la Comunitat Valenciana.

"No se ha hecho un uso masivo de las ayudas previstas"

   
        "No se ha hecho un uso masivo de las ayudas previstas, lo que significa que las medidas están siendo eficaces para evitar la caída de precios y que hay un colchón hasta final de campaña", ha añadido el vicepresidente, quien sin embargo advierte de que "es pronto para hacer balance de la cosecha de cítricos por el calor, quizá en unos quince días".

     Para tratar de fomentar el consumo de la fruta de temporada, la Generalitat pondrá en marcha de forma inmediata una campaña de promoción que bajo el lema "Quin comboi" se centra en las bondades de granadas, caquis y clementinas. Esta campaña estará vigente hasta el 19 de diciembre en medios impresos, digitales, televisiones y radios, y en la misma se invertirán 500.000 euros.

      Asimismo, el próximo año se realizará una campaña de promoción de productos agrícolas valencianos en centros educativos, junto con diversas asociaciones del sector, en la que la Generalitat invertirá 135.000 euros.

       "Debemos defender lo nuestro en todos los aspectos, también consumiendo el producto autóctono, que es de primerísima calidad", ha apuntado el vicepresidente. "Nos consta -ha añadido Císcar- que el Ministerio de Agricultura tiene previsto iniciar una campaña similar en toda España".

     Por su parte, Arnandis se ha mostrado satisfecho por las medias adoptadas por la Generalitat y el Ministerio, si bien ha lamentado las "distorsiones" en el mercado que ha provocado el veto ruso, "mercado natural de Europa", ha dicho.

     Asimismo, ha insistido en que "el marketing y la promoción son esenciales, con o sin veto" y en la idea de que "lo importante no es el valor de lo que se deja de exportar, sino cómo evitar la bajada de precios en el mercado europeo por el aumento de la competencia" ya que "hay pocos mercados alternativos".

     Por su parte, el vicepresidente ha señalado: "Para ser competitivo hay que saber vender en todo el mundo, no podemos perder de vista las triangulaciones del mercado, lo que dejamos de exportar lo exportan otros, que dejan desatendidos a sus mercados, por eso hay que analizar en profundidad la situación".

     Según Císcar, el caqui, pese a haberse visto afectado por la sequía y tener un calibre escaso, "va teniendo salida", y la producción de limones y granadas "no se ha visto afectada" por el veto, únicamente los cítricos.