El sector de la panadería y bollería se afianza con su ‘Manual de Calidad’

0
13

     Como recuerda ASEMAC (Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería), desde ese año 2000 se han realizado más de un centenar de normativas sobre diversas materias, ya que la CE no se ha quedado en lo que afecta a la calidad, seguridad y la trazabilidad del producto, sino que han introducido nuevos requisitos y obligaciones para las industrias en materia medioambiental y riesgos laborales, entre otros. Todo ello, sumado a los controles oficiales realizados por las Comunidades Autónomas y los protocolos de calidad internos de cada industria (Sistemas de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC), las normas ISO y otras certificaciones voluntarias de calidad de ámbito internacional), convierte a la industria alimentaria en un sector que ha conseguido adaptarse a la situación y a la demanda de los consumidores, a pesar de la presión legislativa a la que está sometida.

    Por ese motivo, todos los asociados de ASEMAC tienen un compromiso claro y decidido con la calidad, cumplen la normativa europea, en este sentido, para dar al consumidor final un producto exquisito con los mejores ingredientes y las mejores propiedades nutricionales.

     Las empresas de ASEMAC están realizando importantes inversiones en I+D+i para la obtención de productos destinados a satisfacer a un consumidor más informado, exigente y comprometido con una dieta sana y equilibrada. Algunos de los últimos lanzamientos protagonizados por este sector, son productos enriquecidos con sal yodada, vitaminas, fibras, ácidos grasos omega-3 u otros ingredientes que aportan valor al producto y por el que el consumidor está dispuesto a pagar más o a consumir en mayor proporción.

Manual de Calidad propio

    A través de su Comisión Técnica y en base a los conocimientos y la experiencia de los expertos que la componen, ASEMAC ha elaborado un exigente ‘Manual de Calidad’ que ha sido hecho público recientemente. Se trata de un documento que compila los requisitos que tienen que cumplir las empresas a nivel legal, las características, procesos y procedimientos necesarios para orientar a los asociados en su compromiso adquirido con la calidad y la seguridad alimentaria, para ofrecer al mercado productos seguros y asequibles para todos.
www.asemac.es/manualdecadidad.html

     En definitiva, el sector de la panadería, bollería y pastelería apuesta por la calidad y por la puesta en el mercado de productos seguros que satisfagan las necesidades de los consumidores estando al servicio de la sociedad para proporcionar lo que ésta demanda cada día.

180.000 empresas en el sector, el 90% pymes

    El Sector de Panadería ocupa una posición muy destacada en la industria alimentaria de nuestro país y tiene un peso muy relevante en la economía nacional. Sus principales macromagnitudes así lo evidencian: Está configurado por un total de 179.301 empresas, de las cuales 15.080 (8,41%) se dedican a la fabricación, y 164.221 (91,59%) a la comercialización. Supone la tercera parte de todas las empresas del sector de Alimentación y Bebidas y la panadería constituye, en muchos casos, la única industria (alimentaria o no) que hay en muchos pueblos del medio rural.

     Estas empresas son en su totalidad PYMES, siendo más del 90% microempresas de menos de 10 trabajadores (la media de personal es 7,98 para empresas de fabricación y 1,32 para las de comercialización).

    Ocupa un total de 336.811 trabajadores (120.338 en fabricación y 216.473 en comercialización). Según datos del Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente, es el subsector de la industria alimentaria española que más recursos humanos emplea, un 27,79% del total.

     Representa una cifra anual de ventas de 4.971 millones de euros, un 8% del total de la industria de alimentación y bebidas.

     Genera una cifra de valor agregado bruto de 2.027 millones de euros; resalta por ser el subsector de la industria de alimentación y bebidas que más valor agregado genera.

    Los productos de panadería representan el 6,5% de la cesta de la compra alimentaria.