El sector del ibérico confía en acabar 2013 en bonanza tras 6 años de crisis

0
4

    Sin embargo, eegún Diéguez, la otra opción de los productores ha sido reducir el número de cabezas, para lo que en algunos casos han mantenido a las hembras reproductoras no cubiertas, y así evitar el nacimiento de lechones a la espera de que el escenario económico mejore.

    Este año comenzó con una situación "bastante similar", ha indicado, aunque el cese de actividad en la crianza del cerdo ibérico es "menos importante y menos intensivo". De hecho, ha señalado que los precios en el cerdo alimentado con cebo "se están recuperando", lo que "permite, al menos, cubrir gastos".

    Esos indicadores positivos son los que barajan desde Aeceriber para estimar que el año finalizará con síntomas de bonanza.

    Sobre la situación de las cotizaciones de las materias primas, ha señalado que "poco" puede hacerse porque el control escapa a la Administración al ser un mercado globalizado, con precios cotizados en bolsa.

     La única opción, según Diéguez, sería recuperar un sistema de almacenamiento de cereales -similar al almacenamiento privado de aceite-, pero para este sector la Unión Europea (UE) lo tiene prohibido, por lo que, a su juicio, es "una batalla perdida".

    En cuanto a la nueva norma de calidad del ibérico -pendiente de publicación- se ha mostrado "cuasi-contenta", porque "se aproxima" a las peticiones de los criadores del cerdo ibérico.

Así, ha recordado que en el nuevo etiquetado de los jamones y paletas se distinguirán el porcentaje de raza ibérica que tiene el animal en 100 %, 75 % o 50 %; y la categoría de alimentación, detallando si es bellota, cebo de campo (alimentado con pienso al aire libre) y cebo (alimentado en intensivo). "A las cosas hay que llamarlas por su nombre", ha insistido.

Menos presupuesto por los recortes


    Para 2013 Aeceriber presentó un presupuesto que ronda los 600.000 euros, similar al de año anterior, pero que supone la mitad respecto al que disponían hace tres años.

    Según la secretaria técnica de Aeceriber, los recortes procedentes de las administraciones han provocado dicha bajada aunque se han ajustado y acomodado a las circunstancias, para "seguir trabajando con todos los recursos y medios".

    En la asamblea, los socios aprobaron por unanimidad la modificación y actualización de los estatutos para su adaptación al régimen común de las asociaciones establecido por la Ley Orgánica 1/2002 de 22 de marzo.

    De este modo son más acordes con los fines estatutarios que persigue Aeceriber y deja de ser una asociación de carácter sindical y se transforma en una entidad de carácter asociativo, con estructura democrática y sin finalidad lucrativa.

    Esta modificación estatutaria también pretende disgregar sus dos ramas de actividad, que son el "libro genealógico, la conservación y la selección de la Raza" y la "representación sectorial".