El sector del porcino considera que 2015 "no pinta bien", tras un 2014 "mediocre"

0
9

       De cara a 2015, sus pronósticos también son negativos "por la continuación de la situación de finales de 2014". Asimimsoha indicado que "2015 es un año de sufrir, ajustar (más aún si cabe) los costes de producción y ver cómo se comportan los mercados terceros y la revalorización de las exportaciones".

     Precisamente sobre ventas al exterior, Higuera ha incidido en que el sector porcino "ya ha conquistado muchos mercados" y avisa de que el ritmo de apertura de nuevos destinos "hubiera sido el mismo, con o sin" el embargo ruso.

     A su juicio, el desarrollo de la internacionalización "no puede estar sujeto a casos como el de Rusia". A pesar de ello, ha admitido que hay mercados por abrir para "poder posicionar nuestros productos".

     Estos mercados están principalmente en India ("país donde es difícil contactar con las autoridades para iniciar los trámites"); sudamérica, por la cercanía cultural y por la pérdida de cuota de Brasil debido al incremento de sus precios por el fuerte incremento de su exportación a Rusia; y África porque es un continente donde "estamos muy poco posicionados".

     Frente al embargo general decretado desde agosto por parte de Rusia a los productos agroalimentarios europeos, el director de Anprogapor recalca que su sector tiene "otro embargo" que es el sanitario por los casos de PPA.

    En concreto, el embargo ruso afecta al sector porcino desde principios de año, tras la aparición de varios focos de Peste Porcina Africana (PPA) en varios países de Europa del este. Sobre su posible solución a lo largo de 2015, Higuera incide en que es "muy complicado aventurar" tal solución.

     En este caso, la solución, "aunque también es técnica, va acompañada por una cierta predisposición de Rusia a aceptar las normas mundiales para este tipo de enfermedades decretadas por la OIE en la OMC".

Confianza en una salida al problemas de los purines en 2015


     Otro de los asuntos de actualidad de 2014 fue el cierre de las plantas de cogeneración mediante el tratamiento de purines, un asunto que en 2015 "se va a poder solucionar gracias a las ayudas del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente"

     Además, ha informado de que, por otro lado, se dispondrá de "algo más" de tiempo para adaptar la cantidad de terreno apto para ser fertilizado con la producción de purín.

     "Las nuevas tecnologías de eficiencia de producción están haciendo que la producción de purines y estiércol disminuya con lo que una menor producción, más inversión en tecnología de tratamiento alternativo y la reorganización agraria deberán poner fin" a este asunto.