El sector forestal propone al Magrama un plan de impulso a la economía de la madera

0
7

      En este sentido, destacan en una nota que España es una potencia forestal por sus excelentes condiciones climáticas para la movilización de madera. Contamos con 27,6 millones de hectáreas de superficie forestal (de las que el 54,5% están arboladas), lo que -según FAO- nos convierte en el tercer país de Unión Europea en superficie forestal, sólo por detrás de Suecia y Finlandia.

     Sin embargo, este gran potencial forestal está en buena parte "desaprovechado y hay un gran margen de desarrollo para el sector forestal". El crecimiento anual neto de nuestros bosques es de 45,6 millones de m3 y la tasa de extracción de madera es de tan solo el 36,9%, frente a una media del 62,2% en la EU-27.

     El sector forestal (selvicultores, empresas forestales, industria papelera e industria de la madera y el mueble) supone en España el 1,4% del PIB, con una facturación de 16.717 millones de euros y 189.875 trabajadores en 29.623 empresas.

Fiscalidad específica

       La Ley de Montes debe regular una fiscalidad forestal específica para toda la cadena de valor del sector forestal. Los incentivos fiscales serían muy eficaces para fomentar la gestión forestal sostenible y pueden ser diseñados de forma que generen un efecto neto positivo para las arcas públicas por la generación de empleo y actividad económica.

       Por eso, le han presentado una serie de medidas propuestas en IRPF e Impuesto de Sociedades para el fomento de la gestión forestal sostenible: Las inversiones y gastos realizados en fincas forestales con Instrumento de Ordenación Forestal (IOF) aprobado, y que estén previstas dentro del contenido del IOF, disfrutarán de una desgravación del 30% de la cantidad invertida o desembolsada, aplicable directamente en la cuota del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y en el Impuesto sobre Sociedades.

La Ley de Montes debe recuperar además el fondo forestal nacional

     El sector considera importante que la gestión sostenible es fundamental para la persistencia de los montes españoles.  Por eso, a través de la Conferencia Sectorial  se solicita al Magrama: Impulso y promoción técnico y económico del desarrollo de los planes de gestión previstos en el artículo 33 del borrador de la Ley de Montes, así como la agrupación de propietarios recogida en el artículo 27.

Programas y planes sectoriales

      Respecto al Programa Nacional de Desarrollo Rural y los Planes de Desarrollo Rural autonómicos (fondo FEADER) deben contemplar al menos un 15% de su presupuesto para medidas forestales. En el marco de la EIP de Agricultura Sostenible es necesario potenciar iniciativas innovadoras en el sector forestal.

     Este objetivo del 15% debe promoverse, a su vez, en los Programas Operativos FEDER en los tres objetivos temáticos, 4, 5 y 6 de economía baja en carbono, adaptación al cambio climático y protección del medio ambiente.

     Se solicita también al MAGRAMA apoyo a todas las iniciativas que prevé el Programa Operativo Nacional de Crecimiento Sostenible, principalmente en la apuesta para el impulso de los recursos forestales.

     El Plan de I+D+i del Sector Agroalimentario y Forestal debe contemplar al menos un 15% de la financiación para iniciativas de innovación en el sector forestal en materias como la energía sostenible, sostenibilidad de los recursos naturales, gestión forestal, acción sobre el cambio climático, sanidad forestal y valoración de los ecosistemas forestales.

     El Plan de Activación Socioeconómica del Sector Forestal necesita una dotación financiera para poner en práctica todas las medidas definidas. En la ejecución de todas estas medidas y planes se solicita apoyo a la iniciativa privada empresarial.