El sector lácteo debe buscar más momentos de consumo y mejorar las lineales y sus envases

0
3

   Burgaz ha recordado que las iniciativas impulsadas hasta ahora para mejorar el sector -en aspectos como la calidad, la transparencia y conocimiento del mercado, la promoción o la divulgación a los consumidores- buscan vertebrar el lácteo.

    Ha destacado que los precios que recibe el ganadero experimentan ya un crecimiento paulatino "mes a mes" desde septiembre.

    Sobre los contratos homologados obligatorios que instauró el "paquete lácteo", ha explicado que ahora afectan al 60% de las transacciones, pero que confía en que se extenderán al 40% restante para el mes de abril, cuando arranca la nueva campaña láctea.

No claro a su uso como reclamo


    Preguntado sobre la posible venta de leche como reclamo o por debajo de costes que los ganaderos aseguran que se detecta en algunos supermercados, Burgaz ha afirmado que el Ministerio contacta con las empresas de gran distribución cuando recibe denuncias en tal sentido y, en ocasiones, se retiran esos productos del lineal.

     Sobre cómo revalorizar el lácteo y mejorar su rentabilidad, el experto David Martínez (MarketingHuman) ha apuntado que "la categoría de leche líquida está en general muy poco trabajada" en los centros comerciales en comparación con la presentación de otros productos y suelen encontrarse en palés.

     Martínez ha recomendado emprender nuevas estrategias para potenciar el valor de la marca de la leche y sus beneficios añadidos, porque influyen en la percepción del sabor como muestran las catas a ciegas.

     "La leche es, en sí misma, una marca que hay que cuidar y comunicar", ha preciado el creativo Juan García-Escudero, de Leo Burnett Iberia.

     Según García-Escudero, en los expositores la leche "se trata con poco cariño" y suele estar "apilada" en palés con envases poco cuidados, en su mayoría opacos, por lo que se preguntó sobre la posibilidad de apostar por botellas de cristal antiguo como posible opción e impulsar leche "premium" que aporte más valor al sector.

Un sustituto al zumo o el refresco


     Ha planteado, además, que pueden encontrarse nuevos momentos de consumo, como sustituto de un zumo o refresco.

     David Fernández (Pago Ibérica) ha sugerido una mayor sofisticación para el producto en las estanterías e innovación en parecido sentido al segmento de los zumos o los cereales, que pueden comerse solos o con fruta.

     En su opinión, una buena salida comercial sería ofrecer lácteos helados en los aeropuertos o dar a conocer más posibilidades de consumo, incluidas las gastronómicas.

     Desde Grupo Pascual, Oscar Hernández ha animado a Ministerio, comunidades autónomas y operadores lácteos a trabajar en medidas de innovación, eficiencia, transparencia, equilibrio de la cadena de valor y divulgación de sus bondades y aplicaciones al consumidor.