El sistema Enocontrol logra seleccionar la calidad de la uva por medio del GPS

0
14
   Enocontrol es un nuevo paso en la viticultura de precisión que ha desarrollado a nivel comercial la multinacional New Holland como una opción para su nueva gama de vendimiadoras B9000, que son ya las más valoradas en el mercado por su eficiencia, calidad de recogida de la uva y perfecto trato de la viña. Aunque suene a ciencia ficción, con Enocontrol la vendimiadora avanza por la viña y, siguiendo un mapa de calidades previamente desarrollado con las indicaciones de la bodega, va seleccionando la uva de forma automática y depositándola en cada una de las tolvas según la calidad.
   Las uvas vendimiadas en diferentes zonas producen vinos de diferentes cualidades y calidades, siendo esta la base del desarrollo del nuevo sistema Enocontrol. El proceso empieza con la apuesta de la bodega tanto por la viticultura de precisión como para la búsqueda de la excelencia en la selección de calidad de sus vinos. La Viticultura de Precisión analiza los factores que afectan a la producción y a la calidad de la uva (suelo, topografía, microclima, la salud de la vid, etc.), así como la realización de prácticas adecuadas de la gestión de la viticultura (diseño de espalderas, poda, aplicación de fertilizantes, riego, momento de cosecha, etc.).
   En esta dinámica, un paso más hacia adelante es el nuevo concepto Enocontrol, que incorpora la viticultura de precisión en el momento más importante como es la selección de la uva en la propia vendimia mecanizada. Utilizando los nuevos sistemas de posicionamiento global (GPS), sensores meteorológicos y ambientales, satélites y sistemas de información de teledetección aérea y geográfica (SIG) y un software especial en la vendimiadora, se consigue lo que hace unos años parecía imposible.
   Pero, ¿cómo funciona Enocontrol? En primer lugar, las vendimiadoras New Holland B9000 pueden equiparse con Enocontrol desde fábrica, incorporando un sistema mecánico de cintas transportadoras que direcciona la uva hacia una tolva o hacia la otra según las órdenes del ordenador central. Es decir, que si la máquina está pasando por una zona marcada como calidad “A”, la uva se dirige hacia la tolva “A”, y si entra en una zona de calidad “B”, la uva va a la tolva “B”. El sistema permite también usar la máquina de forma normal, llenando las dos tolvas con la misma calidad, si es necesario, o incluso seleccionar manualmente a qué tolva va a ir la uva cosechada.
   Para que la máquina sepa cuando está en una zona “A” o en una zona “B” necesitamos las técnicas de viticultura de precisión. Por ejemplo, en la bodega Eguren Ugarte se ha realizado un trabajo previo con teledetección aérea y se ha creado un mapa del viñedo diferenciado por el vigor de las plantas, marcando la zonas según tienen más o menos vigor (existen ya empresas de servicios que realizan estos mapas de calidad y rendimientos).
   Son los enólogos, o los responsables de viticultura de la bodega, los que marcan los criterios de la calidad a seleccionar (vigor, clorofila, tipo de suelo, niveles de azúcar, experiencia del propio viticultor, etc.). Este mapa se incorpora al software de la vendimiadora con Enocontrol (en este caso una B9080 L) y, gracias al GPS, la máquina sabe cuándo pasa de una zona a otra y dirige la uva a una tolva u otra. Además, con esta misma tecnología la vendimiadora puede realizar los tratamientos fitosanitarios, poda en verde, abonado, etc., utilizando los mismo principios de diferenciación y particularización para cada punto del viñedo.
   Todo este sofisticado sistema Enocontrol tiene un lógico objetivo: aumentar la calidad del vino y su precio final al consumidor, mejorando el prestigio y la imagen de marca de las bodegas. En las pruebas realizadas hace tres años en Bodegas Torres, cuando se estaba desarrollando el sistema Enocontrol, los resultados fueron espectaculares y se mejoró claramente la calidad. En este sentido, si el coste del sistema Enocontrol incrementa en un 12% el precio de la vendimiadora, el aumento del precio del vino podría elevarse entre un 20% o un 25%, sin contar los beneficios en cuanto a imagen de marca y prestigio.
   Esta es la razón por la que importantes bodegas españolas, todas ellas miembros del programa Vine Master de New Holland, han acudido a la jornada de campo organizada por New Holland en la bodega Eguren Ugarte para mostrar el sistema Enocontrol. Un selecto grupo de 20 técnicos y responsables de bodegas como Cune (Finca Contino), Ochoa, Bodegas Bilbainas (Grupo Codorníu), Iñurrieta, Viñas del Vero, así como responsables de la D.O.C Rioja y de las Universidades de La Rioja y el País Vasco. Todos ellos valoraron muy positivamente el sistema y las posibilidades que ofrece y la mejor prueba fue el interés que mostraron por subirse a la vendimiadora y ver su funcionamiento.
    Además, comentaron la evolución enorme de la nueva serie B9000 con su sistema de manejo inteligente IMS, que controla el motor, el hidrostático y todas las funciones del cabezal de vendimia, permitiendo que el motor trabaje a revoluciones variables de acuerdo a las demandas de potencia, consiguiendo un ahorro del 35% de combustible. Las B9090X cuentan, además, con nivelación automática de serie y todo el confort y la seguridad New Holland.