La trama del jamón investigada por la Guardia Civil y los juzgados y que acumula casi un millón de kilos de productos caducados en naves y supermercados españoles también manejó carne podrida, según se desprende del sumario judicial.

Carne al vacío con aire

Economíadigital.es ha tenido acceso a algunas de las fotografías de esas naves incluidas en el sumario judicial. La carne envasada al vacío tenía aire, un claro síntoma de presencia de bacterias anaeróbicas peligrosas para la salud.

Los inspectores sanitarios, que presenciaron condiciones nunca vistas en naves con productos alimenticios, han alertado del peligro que representan este tipo de bacterias incluso para quien pueda entrar en contacto en el aire contaminado.

Los inspectores sanitarios y la Guardia Civil de Valencia y Extremadura encontraron jamones y carnes curadas comidas por ratones, que devoraban los plásticos para luego comerse la carne, tal como acredita una fotografía que acompaña este trabajo y que se encuentra incluida en el sumario judicial.

Los inspectores y la Guardia Civil también encontraron una escena inesperada en la nave de la empresa Valle de los Valfríos, el epicentro de la trama, según los investigadores. Debajo de unos palés de jamones, se encontraban gusanos procedentes de piezas en estado de putrefacción. Formaban parte de lotes enteros de productos en mal estado.

(Fotos: economíadigital.es)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here