El temporal asesta nuevo golpe a la flor cortada justo antes de San Valentín

0
11

EFE.- La Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Agrarias (Faeca) ha sido la primera en facilitar una estimación de pérdidas para el sector en el Bajo Guadalquivir, por encima de los tres millones de euros, debido a los daños causados por el viento en las estructuras de los invernaderos.

La entidad ha recordado en un comunicado que la superficie de cultivo de flor cortada en esta comarca ya se ha reducido en un 70 % en la última década, debido al descenso de rentabilidad de este producto, y que este temporal podría suponer "la puntilla" para el sector en la zona.

Ha añadido que el sector atraviesa "sus peores momentos", después de la subida del IVA del 8 al 21 % y un último ejercicio con precios por debajo de los costes de producción.

El presidente de la asociación andaluza de productores de flor cortada, Vicente Cremades, cuya entidad está integrada en XX (Fepex), ha coincidido en que las pérdidas podrían estar en el entorno de la cifra estimada por Cooperativas.

Según ha explicado a Efeagro, el temporal ha supuesto un "durísimo golpe" para los productores, que se ha sumado a la reciente subida del IVA, lo que ha provocado una caída del consumo en el último trimestre de 2012 que "perfectamente puede estar entre el 25 y el 30 %".

Ha subrayado que para este trimestre las perspectivas no son "nada halagüeñas" y que, de cara a San Valentín, el temporal podría afectar un poco a la oferta disponible de algún tipo de flor, como lirios, gladiolos o gerberas, aunque no tanto a la rosa, ya que a estas alturas del año la mayoría proceden de importación.

El técnico de la Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja) Gregorio Juárez ha destacado que todavía es pronto para calcular las pérdidas económicas, ya que dependerán de la producción que pueda salvarse, aunque los afectados se encuentran con el problema de la falta de existencias de plásticos para cubrir los invernaderos, lo que encarece el coste.

Ha señalado que los invernaderos más afectados han sido los más antiguos y de menor tecnificación, que son más frecuentes para la flor cortada que para otros cultivos de mayor rentabilidad.

Ha recordado que en la zona afectada "se repiten cada cierto tiempo" episodios de vientos muy fuertes.

Desde la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), el secretario provincial de Cádiz, Miguel Pérez, ha apuntado que tienen constancia de unos 150 agricultores afectados, principalmente en la zona de Chipiona y San Lúcar, que en su mayoría han perdido las plásticos de los invernaderos y, en algunos casos, también han sufrido daños en las estructuras.

Ha señalado que las flores que han quedado a la intemperie no están preparadas para soportar el frío actual y que se perderán si no se cubren "cuanto antes", por lo que ha reclamado a la administración que facilite el acceso a créditos blandos para que los productores puedan afrontar esta inversión.

También ha indicado que es "muy difícil" para los agricultores asegurar este tipo de cultivo por su "altísimo" coste.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores, a su vez, han coincidido en que los daños entre sus asociados consisten principalmente en la pérdida de plásticos y que, en una primera estimación, podrían situarse entre 500.000 y 800.000 euros.