El tiempo favorece el desarrollo del cereal, en Navarra pero la falta de lluvias afectará al rendimiento

0
19

GOBIERNO DE NAVARRA.-El periodo comprendido entre los días 20 y 27 de mayo se caracterizó por el predominio de días soleados, temperaturas medias acordes con la época en la mayoría de las zonas y registro de tormentas puntuales en gran parte del territorio navarro. Tiempo primaveral, pues, con alteraciones de temperaturas de una jornada a otra y registro de precipitaciones tormentosas con valores pluviométricos muy diferentes de unas zonas a otras.

Los cultivos cerealistas continúan con su desarrollo fenológico, acelerado debido a la sequía y temperaturas medias algo superiores a las históricas, de forma que, si continúa el tiempo estable, se espera que la semana que viene comience la campaña de recolección de cebada en zonas de Ribera Alta, unos 10 días antes que la campaña pasada.

En regadío, las tormentas no han sido, en la mayoría de las zonas, impedimento para continuar con las labores de siembra de cultivos de verano, y las suaves temperaturas están favoreciendo la nascencia, implantación y desarrollo de estos cultivos.

Cereales y cultivos de secano. Las precipitaciones, aunque poco significativas en la mayoría de los casos, son bien recibidas por los secanos en general y por trigos y avenas en especial, ya que estos cultivos se encuentran en plena formación y desarrollo del grano. Respecto a cebada en Navarra Media, Ribera Baja y Alta, ultima su maduración y se prevé que si el tiempo acompaña, la próxima semana comience su recolección en zonas de Larraga, Miranda de Arga, Caparroso y Carcastillo, entre otras. Los problemas de nascencia registrados en su día en parcelas de Ribera Baja, unido a la sequía generalizada en esta parte final del ciclo productivo, van a condicionar la campaña, por lo que se esperan rendimientos significativamente inferiores a la campaña pasada.

En los valles pirenaicos se ultima la siembra de patata con destino a la multiplicación con buenos temperos en general. Mientras, en zonas de Ultzama, Odieta, Sakana, Larraun, Arakil, Imotz, se ultima la siembra de maíz forrajero, que registra nascencias irregulares según zonas, condicionadas en gran parte a la humedad del suelo por las tormentas de carácter local registradas en estas últimas semanas.

Siembras y plantaciones. En estos días se siembran las parcelas de maíz de ciclo medio y corto, así como las variedades de maíz dulce. Las parcelas sembradas presentan muy buen desarrollo, impulsado por el transcurrir de la primavera y las más adelantadas ya presentan 8-10 hojas. El tomate es otro de los cultivos beneficiados por la climatología. Las flores de los ramilletes inferiores se van generalizando, y en las plantaciones más tempranas comienzan a cuajarse los primeros frutos, con cierto adelanto fenológico respecto a campañas pasadas. La superficie a cultivar por las distintas variedades de pimiento va aumentando a buen ritmo y la siembra del arroz también ha entrado en su recta final. Las nascencias están siendo muy buenas en las dos zonas de cultivo, Valle del Aragón y Arguedas, y de día en día va aumentando el verdor de las parcelas. La endibia ha comenzado a sembrarse en Mendigorría.

Recolecciones. La campaña de las habas verdes se da por finalizada con a recolección de las variedades babys; los resultados han sido buenos en calidad y cantidad. También estos días se han empezado a levantar los plásticos de las esparragueras. Las alcachofas han sufrido un serio varapalo con los calores de los días pasados; la campaña, aunque no ha sido de una gran producción, ha cubierto expectativas de los agricultores por la demanda de las industrias conserveras que hicieron posible un nivel satisfactorio de precios. Con el corte de los rebrotes de las espinacas, se dará por finalizada estos días la campaña de primavera con rendimientos muy buenos, y han comenzado a recolectarse las parcelas de guisante verde en la Comarca VI, uniéndose a las de Cortes y Buñuel, donde se había comenzado la semana pasada.

Invernaderos. Esta semana se han comenzado a coger las primeras pochas de la temporada en Navarra y, a punto de finalizar la recolección de tomate en cultivo hidropónico, se han comenzado a recolectar los primeros tomates en invernadero cultivados sobre suelo.