El tiempo seco y cálidoen Navarra favorece la recolección del cereal en su área de cultivo

0
6

GOBIERNO DE NAVARRA.-El periodo comprendido entre el 10 y el 17 de junio se caracterizó por la falta de precipitaciones, alternancia de sol y nubes, temperaturas medias acorde con la época, a menudo cercanas e incluso superiores a los 30 grados, y vientos de dirección variable. Este cuadro meteorológico ha favorecido la recolección del cereal en toda su área de cultivo y ha impulsado el crecimiento vegetativo de los cultivos de verano en secano y en regadío.

La actividad recolectora en los cereales de secano se ha centrado principalmente en las cebadas; se inició en la Cuenca de Pamplona, Pirineos y Tierra Estella y está más avanzadas en la Ribera Alta y Zona Media. En estas zonas los rendimientos son de 1.750–2.750 Kg./ha y de 2.500–3.500 Kg./ha, respectivamente. Los resultados hasta ahora están por debajo de la campaña pasada, aunque cercanos a la media histórica, si bien el porcentaje recolectado no es significativo para obtener conclusiones generales. También se ha iniciado la cosecha de avena, trigo y guisante proteaginoso; de este último los primeros datos pronostican una regular campaña.

La semana fue buena para el girasol de la Cuenca de Pamplona, Pirineos y zonas frescas de Navarra Media y Tierra Estella, donde la humedad presente en suelo y las agradables temperaturas favorecen su desarrollo; el cultivo se encuentra en pleno crecimiento longitudinal del tallo e inmerso en la formación y abertura de brotes.

Cultivos forrajeros. El cese de las precipitaciones y la llegada del calor está animando al corte de praderas (últimas de primer corte y la mayoría del segundo) y su posterior henificado en explotaciones de Erro, Aezkoa, Salazar, Los Valles, Sakana y Baztan.

Cultivos de regadío. Las patatas de media estación que se cultivan en nuestra comunidad, como la Red-Pontiac, ya se encuentran en fase de desarrollo de los tubérculos tras una buena floración, y la evolución del cultivo del tomate para conserva está siendo muy positiva.

Siembras y plantaciones. El pimiento ha finalizado su plantación. En la zona de Mendavia y Bargota finalizó esta semana la plantación de los tipos más comunes como “pico” y “piquillo”. La superficie cultivada de estas variedades será similar a la de la campaña pasada o quizá ligeramente superior.

Estos días se están sembrando las últimas parcelas de maíz, tanto para grano como dulce. A medida que se van liberando del guisante verde y de las primeras cebadas tempranas, se siembran las últimas parcelas dedicadas a este cultivo con variedades de ciclo corto. También se ha comenzado a sembrar, por la zona de Cortes y Funes, la alubia verde para congeladoras sobre rastrojeras de guisante verde.

Recolecciones. Esta semana finalizará la recolección del guisante verde para congelar en la zona de Valdizarbe y con el corte de las últimas partidas de alcachofa, familiarmente conocidas como “cazuelas” y destinadas a la congelación, se dará por finalizada la campaña de esta hortaliza para el consumo. Se sigue cortando bróculi de primavera, tanto para fresco como para la industria congeladora.

Frutales. En la mayoría de los frutales se realizan labores de cultivo como tratamientos y aclarados de fruto, en aquellas especies en las que la carga puede resultar excesiva. En la cereza, se sigue en plena recolección con las variedades tardías. Las producciones y calidades están siendo muy buenas, si bien los resultados económicos lo son menos por los bajos precios a los que se están liquidando muchas partidas. Las especies de hueso más precoces, como algunas nectarinas, engordan el fruto y toman color, lo que augura proximidad del inicio de su recolección.

Invernaderos. A la recolección de tomate y pepino, que se había iniciado hace ya un par de semanas, se suma la recogida de las primeras vainas de alubia verde en las instalaciones de Sartaguda y Funes, y los primeros pimientos verdes tipo italiano. También se están cosechando las pochas, que tan buena aceptación tienen en la gastronomía navarra.