El Tiétar (Ávila) recogerá la mitad de aceitunas que en anteriores campañas

0
8

EFE.- El descenso de la producción será la tónica general en "prácticamente todas las regiones olivicultoras españolas", según ha indicado a Efe Manuel Ignacio Sánchez, de la ONG Gloria Olivae, que recoge la actividad de las cooperativas aceituneras abulenses.

La ausencia de agua en la primera parte de cuajado del fruto y la sequía más acentuada en general ha provocado ese descenso en la producción, que variará, según las previsiones, entre un 30 y un 50 por ciento con respecto a cosechas anteriores, en las que se habían alcanzado cifras "récord" tanto en volumen molturado como en litros de aceite obtenidos.

En el caso del Tiétar, limítrofe con Castilla-La Mancha y Extremadura, cuenta con algunas almazaras, como la de La Moraleda, en San Esteban del Valle, que ha adelantado la recogida de la aceituna, acercándose a la época de "pre envero", momento en el que la aceituna está en su mejor momento de cualidades organolépticas.

Este factor se aprovechará, sobre todo, para buscar una mejor producción de aceite virgen extra y una calidad gustativa "más importante", ha indicado el responsable de Gloria Olivae.

De esta forma, se aumenta el zumo de aceituna virgen extra sin filtrar, en una tendencia que están siguiendo los productores españoles "de primera línea".

El resto de almazaras sigue la costumbre de obtener su mayor producción mezclando las aceitunas cogidas del árbol y las ya caídas al suelo, lo que, según Manuel Ignacio Sánchez, disminuye la posibilidad de obtener un aceite que pase el control de cata oficial del virgen extra.

Es más, también hay almazaras abulenses que, ante una escasa producción, compran aceituna en Extremadura -sobre todo, la variedad cacereña de manzanilla- o Castilla-La Mancha -variedad cornicabra-, con lo que se obtienen zumos "aceptables" en grado de acidez, pero sin pasar el control de cata.

Así, la previsión apunta a que la calidad del aceite del Tiétar se acercará al "virgen" como categoría general, aunque por el grado de maduración del fruto avanzado respecto al pre envero ideal "mantendrá" sus tonos medios amargo y picante, pero disminuyendo los factores sensoriales y frutados "propios" de la aceituna elaborada en su momento óptimo de maduración.