El trigo duro sorprende con una importante subida en plena recolección

0
30

EFE.- En la mesa de cereales de la lonja de contratación de productos agrarios de Córdoba, las últimas cotizaciones sobre almacén en origen se situaron entre 270 y 312 euros por tonelada, según la clasificación, mientras que en el mes de junio del pasado año estaban entre 138 y 162 euros por tonelada.

Los comerciantes de cereales, por su parte, cifran el precio del trigo duro -sobre vehículo en posición almacén- en 297,25 euros/tonelada, un 10,18 % más que en la primera semana de junio.

De momento, los agricultores andaluces, principal zona productora de este cereal, se mantienen optimistas ante estas cotizaciones, si bien se prevé que la tendencia alcista llegue a su fin durante el mes de julio, cuando se ponga en el mercado la cosecha de los países europeos.

Los productores prevén que la cosecha nacional de trigo duro alcance 850.000 toneladas (90.000 menos que en la pasada campaña), de las que 620.000 se producirán en Andalucía, un 8,8 % más que en 2010.

En la actualidad, ya se ha recolectado en esta Comunidad el 60 % de los cereales sembrados, un porcentaje menor que otros años por estas mismas fechas, debido a las características meteorológicas "atípicas" durante la siembra.

Respecto al resto de cereales, las fábricas de piensos continúan una semana más con compras muy al día, y mientras el precio del maíz permanece fuerte, la cebada ya muestra los síntomas de la nueva cosecha.

En la lonja de Barcelona, el trigo forrajero pierde 14 euros, hasta 240 euros/tonelada, mientras que el panificable se reduce 15 euros, hasta 240 euros/tonelada.

Los datos de los comerciantes precisan que la cotización media del trigo blando y/o importado continúa en descenso y cae un 2,38 %, hasta 241,75 euros/tonelada.

Respecto al maíz, y en la lonja de Barcelona, el de importación se reduce dos euros y se sitúa en 263 euros/tonelada, mientras que los comerciantes estiman un aumento del 3,71 %, hasta 266,40 euros/tonelada.

La cebada de importación cae siete euros, hasta 210 euros/tonelada en el mismo mercado, mientras que la nacional baja diez euros, hasta 210 euros/tonelada.

Los comerciantes apuntan un descenso del 8,81 % en su precio, hasta en 204,21 euros/tonelada.

En cuanto a la alfalfa, en la zona de Lleida, el precio de la deshidratada en balas repunta seis euros, tras varias semanas de estabilidad, hasta los 186 euros/tonelada.

En el mercado interior, la demanda sigue débil y la exportación toma fuerza, tras la exitosa campaña anterior, en la que se comercializaron al exterior un total de 764.530 toneladas de forrajes.

En el mercado internacional, las previsiones apuntan a una reducción tanto de la cosecha de trigo como de las exportaciones de este cereal en la Unión Europea para esta campaña, por lo que los analistas estiman que los precios se elevarán de nuevo.

En el caso del maíz, creen que tampoco continuará su tendencia bajista en el mercado de futuros, a raíz de que el Senado de Estados Unidos haya aprobado eliminar los subsidios federales al etanol, como parte de una serie de medidas para reducir el déficit fiscal del país.

En concreto, en el mercado de futuros de Chicago (Estados Unidos), el trigo de venta para julio cotizaba ayer a 172 euros/tonelada, un 4,2 % menos que hace una semana, mientras que el maíz baja un 2,1 %, hasta 193 euros/tonelada.

Respecto a las oleaginosas, en Lleida la harina de colza y la de girasol vuelven a repetir a 222 euros/tonelada y 172 euros/tonelada respectivamente, mientras que la harina de soja se reduce seis euros, hasta 298 euros, y el aceite crudo de soja, 15 euros, hasta 915 euros.

En Chicago, la soja registra un descenso del 1,6 % respecto a la semana anterior, y cotiza a 344 euros/tonelada.