El turismo rural confía en los extranjeros para poder recuperar el pulso

0
2

   A su juicio, estas cifras "no están tan mal", si se mira a otros segmentos del turismo, y la promoción exterior es clave para su supervivencia.

    Marco ha centrado el cierre de alojamientos en "algunos casos" en los que se optó por este negocio como primera actividad, ya que "en la mayoría de las veces se trata de un complemento de renta" para trabajadores que se dedican a otros tareas, fundamentalmente agrícolas.

    Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística reflejaban que, en abril, España contaba con 143.017 plazas en alojamientos rurales, una cifra un 1,20% inferior a un año antes.

    El presidente de la Asociación Española de Turismo Rural (Autural), Francisco Parra, ha precisado que "la trayectoria del año marca un 30 % de bajada de la demanda y parece que se va a mantener todo en verano".

En busca del viajero internacional


    Coincide en señalar que es "es el viajero internacional quien puede que ayude al sector a salir del bache", ya que "el nacional está absolutamente bloqueado por la situación económica actual", a lo que se une la "continua bajada de los precios, mientras suben los gastos".

    Parra ha apuntado que, a consecuencia de esta situación, de una manera "tímida pero regular" se está produciendo un cierre de alojamientos, "la mayoría, negocios familiares que lo están pasando muy mal"

    La última Radiografía del Viajero Rural de la plataforma Toprural revela que ha caído la frecuencia y la duración de las escapadas, por lo que "todo hace apuntar a un descenso en la ocupación en términos generales", han explicado fuentes de la compañía.

    "Las esperanzas están puestas en el mercado extranjero", han subrayado, aunque "aún no puede compensar la caída de la demanda nacional".

    Respecto a la caída del número de alojamientos, creen que responde a un "ajuste natural" entre la demanda real de los viajeros y la oferta, "que había crecido mucho durante años, en muchos casos por las subvenciones que otorgaban las administraciones".

    A partir del jueves día 6 se celebra en Ávila el Congreso Nacional de Turismo Rural en el que se abordarán aspectos como el acercamiento de la oferta a los intereses de los viajeros, la colaboración entre administración público-privada, la presencia en redes sociales para la promoción de los alojamientos y la homogeneidad en la oferta.

    El pasado 8 de abril, la Conferencia Sectorial de Turismo decidió que fueran las estrellas verdes el símbolo para distinguir los alojamientos rurales españoles, una decisión que no fue bien acogida por algunas comunidades autónomas y asociaciones que ya habían adoptado otro logotipo.