El uso de veneno contra los topillos se decidirá en una semana en Castilla y León

0
12

    María Jesús Pascual, en declaraciones a los periodistas tras la reunión, ha explicado que pese a la presencia de estos roedores en algunas zonas de la Comunidad, "la situación no es preocupante" ni existe una plaga como la que causó graves años en 2007.

Se quiere evitar una plaga ante la primavera de este año


    Pascual ha añadido que la última evaluación sobre la población de estos animales ha concluido el pasado día 4, por lo que una vez procesados los datos, se presentarán al comité científico creado para estudiar la evolución de los topillos.

    "Tenemos que tener la situación controlada", para evitar que en primavera se produzca una plaga, ha advertido al respecto.

    Para ello, se adoptarán las medidas necesarias, previa consulta a este comité científico, que tiene previsto reunirse el próximo día 12, incluida la posibilidad o no de utilizar veneno.

    La viceconsejera ha recordado que está autorizada la quema controlada de cunetas en más de trescientos municipios de Castilla y León, cuando el tiempo lo permita una vez que esté seco el terreno tras las lluvias y nevadas.

    Además, la maquinaría "sigue actuando" también para allanar cunetas, aunque esta medida es más lenta que las quemas y también se ve ralentizada por el tiempo húmedo.

    María Jesús Pascual ha comentado que estas actuaciones no conllevan que los topillos pasen de las cunetas a las tierras de cultivo, y están avaladas por los científicos para eliminar cubierta vegetal en la que se refugian y propiciar que sean presa de rapaces.

Las OPAs piden que se tomen las medidas necesarias ante los daños sufridos


    El presidente de ASAJA en la Comunidad, Donaciano Dujo, ha pedido "sentido común" al conjunto de la sociedad, en especial a grupos ecologistas, para evitar que los focos actuales de conviertan en plaga, utilizando el veneno si es necesario.

    "Si hay que utilizar rodenticida, hay que utilizarlo, así de claro", ha aseverado el representante de la Alianza UPA-COAG, Julio López, pero con los correspondientes controles medioambientales y sanitarios y con el aval de los científicos.

    El responsable de la UCCL, Jesús Manuel González Palacín, ha pedido que las medidas se decidan de una semana para otra, sin esperar "tres meses" como hasta ahora, para que la población de topillos "no se dispare" y en primera "haya un problema serio".

25 zonas de vigilancia en toda la comunidad


    El sistema de control de la Junta de Castilla y León tiene establecidas 25 zonas de vigilancia: dos en Ávila, tres en Burgos, una en León, seis en Palencia, una en Salamanca, tres en Segovia, dos, dos en Soria, cuatro en Valladolid y tres en Zamora.

     Este control permitió detectar en verano poblaciones anormales de topillos en 28 municipios de Salamanca, Ávila, Segovia y Palencia.

    La limpieza de cubierta vegetal mediante motoniveladoras, en colaboración con diputaciones provinciales, se lleva a cabo en estas provincias y en Valladolid.

(Foto: Archivo)