El uso masivo de fertilizantes químicos amenaza la cosecha de cereal en China

0
67

EFE.- El masivo uso de productos químicos agrícolas ha deteriorado la reducida superficie de tierra arable de China hasta el punto de suponer un grave riesgo no sólo para la salud, sino también para la cosecha doméstica de cereal, informaron hoy expertos locales.

China, que es el principal productor de cereales del mundo, es también desde 2007 el mayor consumidor de fertilizantes químicos, con más de 50 millones de toneladas cada año, cuatro veces más que en la década de 1980, y un 50 por ciento más de lo que se usa de media en otros países.

Además, según Zhang Weili, profesor de la Academia China de Ciencias, el país asiático usa 1,3 millones de toneladas al año de pesticidas químicos, con un uso por unidad de área 2,5 veces por encima de la media anual, señaló al diario oficial "China Daily".

Aparte del suelo, un 42,3 por ciento de los lagos de la segunda potencia económica sufren "eutrofización", es decir, proliferación de algas debido a niveles excesivos de fósforo y nitrógeno por la contaminación agraria, una situación que afecta también a ríos y costas, según un informe del Ministerio de Protección Ambiental publicado en junio.

Jiang Gaoming, investigador de la Academia China de Ciencias, señaló hoy al rotativo oficial que la actual situación de deterioro se debe al "uso masivo de fertilizantes químicos en los últimos 30 años", después de que el gigante asiático se marcara el objetivo de ser autosuficiente en el consumo de cereal.

La consigna oficial ha sido hasta hoy "a mayor fertilizante químico, mayor producción", explicó Jiang, "se trata de un malentendido por parte de los funcionarios y campesinos durante décadas. Los cultivos fueron fertilizados, sin importar a qué coste, para garantizar una alta producción".

Los expertos, que no mencionan los efectos que este uso descontrolado de químicos tiene para la salud humana, advierten de la reducción de la presencia de materia orgánica en el suelo del gigante asiático, donde menos de un 13 por ciento es arable.

El nivel medio de materia orgánica, crucial para determinar la producción agrícola, es hoy en día de entre un 1 y un 5 por ciento en los cultivos del noreste de China, comparado con porcentajes de entre el 8 y el 10 por ciento en la década de 1950, según datos del Instituto de Ciencias del Suelo.

De forma paralela y según datos del Buró Nacional de Estadísticas, la producción de cereal de China aumentó desde 320,56 millones de toneladas anuales en la década de 1980 hasta los 546,4 millones de 2010, a pesar de las continuas inundaciones y sequías que sufrió el país asiático.

El año pasado fue el séptimo en el que China registró un aumento de la producción agrícola.

"Pero el aumento de producción no durará mucho tiempo si el Gobierno fracasa en tomar medidas efectivas a tiempo, ya que el suelo es demasiado pobre para acoger cultivos de alto rendimiento", advirtió el académico Jiang.

Algunos ecologistas chinos han pedido a las autoridades que reduzca el uso de pesticidas y fertilizantes químicos.

Estadísticas oficiales chinas indican que más de un tercio de las tierras de cultivo tienen cada vez menos estratos de tierra arable, lo que significa que los cultivos no pueden sembrarse ya a esa profundidad".

Los expertos advierten también de un incremento en las enfermedades que padecen las plantas y el deterioro en el medio ambiente causado, en parte, por el uso de estos químicos.

Los citados expertos creen también que esta situación reducirá la superficie de terrenos cultivables en China, ya que el deterioro desprotege a la tierra frente a los desastres naturales que cada vez son más frecuentes debido al cambio climático.