El Vall d’Aran, desbordado por la lluvia y el deshielo

0
7

EFE.- Vecinos de la capital de la comarca, Vielha, como el jubilado Antonio Rodríguez, ha asegurado que "no había visto nunca unas riadas como las de hoy" (en referencia a ayer), si acaso fueron sólo peores las sufridas en 1982, hace ya 30 años.

   Las fuertes lluvias -115 litros en 24 horas en Viella- y el deshielo de la gran cantidad de nieve acumulada este invierno ha provocado un importante aumento del caudal de los ríos Garona, Noguera Pallaresa y Noguera Cardós, que se han desbordado en varios puntos y han obligando a desalojar las viviendas situadas cerca de su caudal, que ha ganado terreno a la tierra.

   Los cámpings de la zona también han tenido que ser desalojados, aunque muchos no estaban aún abiertos, al no haber llegado aún la temporada de verano. Lo mismo ha pasado con los hoteles.

   El casco viejo del pueblo de Viella, capital de la comarca del Vall d’Aran, ha quedado inundado y sus vecinos han tenido que ser desalojados de sus casas.

   La máxima preocupación de los araneses es ahora como quedará la planta baja de sus viviendas, a las que esperan poder acceder pronto para comprobar los daños que han sufrido.

   La mayoría de los desalojados pasarán la noche en casa de familiares y amigos, y solamente una minoría -gente de fuera de la comarca sobre todo- han tenido que ser alojados en hoteles o albergues que no han sufrido daños.

   Los vecinos de Vielha, sobre todo los más mayores, han comentado que nunca habían visto unas inundaciones tan fuertes en el Vall d’Aran y han lamentado los daños que está sufriendo su comarca.

   Las carreteras principales están cortadas y sólo se puede acceder a Vielha por un túnel de acceso al valle, aunque los Mossos d’Esquadra sólo permiten el paso a vecinos y unidades de emergencias, como bomberos o ambulancias.

   El presidente del Gremio de Hostelería de la Vall d’Aran, José Antonio Serrano, ha asegurado a Efe que "ya ha habido algunas cancelaciones de reservas turísticas" en la comarca, aunque ha reconocido que lo que realmente importa a los establecimientos es el peligro de tener que tardar en volver a abrir y no poder iniciar la temporada de verano a tiempo.

   El Síndic de Aran, Carles Barrera, ha indicado que se ha decidido construir un dique en Vielha con el objetivo de intentar reconducir el agua en este municipio, capital de la comarca, donde se encuentran la mayoría de los evacuados.

   En declaraciones a Efe, Barrera ha explicado que este dique tendrá como objetivo permitir la circulación por uno de los laterales del Garona, de manera que se pueda transitar con todoterreno hacia los pueblos del margen derecho del río.