El valor de la producción frutícola cae un 13% por el veto ruso y el colapso del mercado UE

0
234

      En términos de valor, el rfutícola es el segundo sector en importancia de la producción agraria, representando un 15,6% del total, sólo por detrás del hortícola (17,5%). En estos momentos,  pera y manzana se están liquidando al agricultor entre 0,14-0,18 €/kg, frente a los 0,20-0,25 €/kg que cuesta producirlas. A esta situación hay que sumar el incremento de los costes de producción y la falta de medidas efectivas de regulación de mercado, tal y como han evidenciado los desajustes  provocados a nivel interno por el veto ruso.

    En base a esta difícil situación, COAG ha traslado a García Tejerina  una serie de medidas urgentes para mitigar el impacto de la caída de precios  en la renta de los productores y evitar el abandonado de las pequeñas explotaciones que en 2014 cayeron por debajo del umbral de la rentabilidad.

Más cupos y una apuesta por la preferencia comunitaria cerrando mercados de terceros

      En primer lugar, cree que el presupuesto de la UE para 2015 debe prever suficientes recursos para financiar esta crisis sin precedentes. "Las medidas contra el veto ruso han resultado escasas, dado que no todos los agricultores ha podido acogerse a ellas en las mismas condiciones por la insuficiencia de las cuantías de indemnización y porque determinados países de la UE han actuado con cierta irresponsabilidad", señala en una nota.
    
      Asimismo, considera que se debe contemplar, cuanto antes, el establecimiento de medidas frente al veto ruso en fruta de hueso de cara al comienzo de la nueva campaña. Por otro lado, ve necesario ampliar el cupo actual en manzana y pera, prácticamente agotado.

     También propone la denegación de nuevas concesiones en el sector de frutas y hortalizas en el marco de acuerdos bilaterales entre la UE y otros países, apostando de esta manera por "el mantenimiento de la preferencia comunitaria".

     En otro de los puntos, se destaca que se debe evitar la especulación en la cadena de valor alimentaria, tanto en el ámbito del Estado, como a nivel de la UE, de tal manera que los precios en destino se adecuen con rapidez a la situación de precios en origen y, por otro lado, se controlen las caídas injustificadas en productos no afectados.

Adelanto del dinero de las ayudas por el veto y medidas fiscales de apoyo al sector

     Tampoco descartan la necesidad de un adelanto, por parte del Magrama, del pago de los importes de los productos agrícolas que se acogieron a las medidas de los reglamentos de ayudas contra el veto ruso y que han sido validados para la percepción de las ayudas (Reglamento 913/2014, Reglamento 932/2014  y Reglamento 1031/2014).

     Asimismo, piden la devolución del 50% del pago de los seguros sociales, a los agricultores afectados por el veto ruso que contratan trabajadores, desde agosto a diciembre del 2014, así como el establecimiento de líneas de financiación bonificadas y créditos blandos para permitir el comienzo de la nueva campaña y la reducción de módulos de cotización del IRPF para el año 2014.