El vertido de Gran Canaria abarca 800 metros, pero no ha dañado los fondos

0
6

EFE.- La franja costera a la que ha llegado ese vertido de fuel está propuesta como futura reserva marina y es una de las zonas más apreciadas por los clubes de buceo, por la riqueza de los fondos.

Sin embargo, tanto el alcalde de Agüimes, Antonio Morales, como la viceconsejera de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias, Guacimara Medina, han informado a Efe de que los ecosistemas marinos de esa zona del sureste de Gran Canaria no han sido dañados, tal como se ha comprobado en dos inmersiones realizadas esta mañana.

Los dos coinciden además en señalar que el tramo del litoral alcanzado por el fuel es más amplio que el que ayer estimaba la Capitanía Marítima de Las Palmas y abarca un tramo de unos 800 metros en zona de la playa de El Cabrón, en Arinaga, de acuerdo con los datos que les han facilitado los técnicos de Costas.

Morales ha informado de que, tras la retirada de 15 toneladas de chapapote, se actuará con maquinaria específica y material biológico para luchar contra la contaminación y ha asegurado que “el procedimiento se ha seguido de acuerdo a las normas establecidas”.

El alcalde ha asegurado que el miércoles pasado, día en el que se produjo el vertido, la torre de control del aeropuerto de Gran Canaria informó, hacia las 10:00 horas, a Capitanía Marítima de Las Palmas de que había una mancha en el mar, pero “no puso los medios adecuados para detenerla en el mar ni informó a los municipios afectados” hasta varias horas después.

Asimismo, ha considerado “absolutamente incierto, falso, una mentira enorme” que el área afectada sea únicamente de cien metros, tal como aseguró ayer la Capitanía Marítima.

La viceconsejera de Medio Ambiente, quien hoy ha visitado el lugar, ha asegurado que la zona “es mucho más amplia”, “se ve una amplia franja costera de la playa de El Cabrón y otra más escondida”, que “no casa con la información que Capitanía Marítima ofrece”.

Medina ha informado de que, desde el miércoles, cuando se produjo el vertido, “se han sacado bastantes cantidades de chapapote” de manera continuada.

En su opinión, lo sucedido es “un ejemplo de lo que podría pasar a otra escala” si hubiera un vertido proveniente de una extracción petrolífera, por ejemplo, “tendría consecuencias irreparables”.

Por su parte, Podemos de Gran Canaria ha indicado que el vertido de fuel “pone en evidencia los peligros potenciales de las prospecciones petrolíferas en aguas cercanas a Canarias”.

Asimismo, lamenta en un comunicado que las costas canarias sufran las consecuencias de “un insuficiente e inadecuado control del tráfico marítimo de nuestro archipiélago, especialmente el relativo al transporte de hidrocarburos”.

Izquierda Unida Canaria ha denunciado hoy “la severa e incomprensible descoordinación de las administraciones tras el derrame frente a las costas de Agüimes” y la manera en la que “siguen sacudiéndose responsabilidades y se acusan unas a otras de no haber actuado a tiempo”, según indica esa formación en un comunicado.

Igualmente, alerta de “lo que podría ocurrir a gran escala” si se produjese un accidente como consecuencia de las prospecciones petrolíferas autorizadas a Repsol en aguas cercanas a Canarias, lo que conllevaría “una irreparable catástrofe medioambiental y económica”.