El veto de Rusia a la carne de cerdo europea ya ha costado 580 millones de euros

0
5

    Sin embargo, "los contactos bilaterales de los últimos meses no han producido resultados hasta la fecha", señaló el Ejecutivo comunitario.  "Dado que no parece existir una próxima solución al caso, la Unión ha decidido recurrir a los mecanismos de resolución de disputas de la OMC", y ha pedido el establecimiento de un panel, indicó la CE.

     El comisario europeo de Comercio, Karel De Gucht, dijo que las restricciones rusas "son claramente desproporcionadas, discriminatorias y no están basadas en la ciencia".

     "Al vulnerar las normas internacionales de comercio, la UE no tiene más remedio que pedir la constitución de un panel en la OMC", añadió.

Cinco meses de discusiones y pérdidas económicas


     Por su parte, el responsable europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, indicó que desde el inicio de la disputa hace cinco meses, "las pérdidas de los productores europeos de cerdos han ascendido a unos 580 millones de euros".

      La petición europea ante la OMC se debatirá posiblemente por primera vez en una reunión especial del mecanismo de resolución de consultas de la OMC el próximo 10 de julio.

     En esta reunión Rusia podría oponerse a la medida, pero si la UE presentara de nuevo la petición en la siguiente reunión del mismo grupo, el 22 de julio, Moscú ya no podría rechazarla y como consiguiente el panel quedaría constituido.

     Rusia cerró a finales de enero su mercado a estos productos europeos -lo que representó cerca de un 25 % de todas las exportaciones de la Unión, según datos de la CE-, una decisión que fundamentó sobre cuatro casos aislados de gripe porcina africana en jabalíes en las fronteras de Lituania y Polonia con Bielorrusia.

     La Comisión ha reiterado desde entonces que esa prohibición ha expuesto al sector ganadero europeo a "pérdidas significativas".

     En 2013, el valor de las exportaciones de cerdo a Rusia llegó a los 1.400 millones de euros, lo cual representó alrededor del 25 % de todas las exportaciones europeas a Rusia según la CE, que destacó que la prohibición ha tenido un "impacto severo" en la industria europea, con un descenso de los precios y un exceso de abastecimiento de ese producto.

     Rusia es el tercer mayor socio comercial de la UE, mientras que la UE es el mayor mercado de exportación de Rusia.

      La Unión exportó a Rusia en 2013 bienes por valor de 123.000 millones de euros, y los importó de ese país por 232.000 millones.

     Las exportaciones rusas a la UE consisten principalmente en materias primas (80%), mientras que los Veintiocho exportan a Rusia básicamente vehículos, medicina, maquinaria y equipos de transporte, pero también productos agrícolas.