El veto ruso a la hortofrutícultura se empieza a concretar en órdenes de cancelción de envíos

0
30

       Los responsables de las principales organizaciones agrarias en relación a la decisión rusa de prohibir la entrada de dichas mercancías por un año coinciden en dos ideas básicas: el daño que representa para el sector y que, una vez más, los agricultores son los damnificados de una contiendas políticas que nada tienen que ver con ellos.

ASAJA ve que se puede abrir la puerta a Marruecos, principal competidor


       Desde ASAJS, el presidente de la sectorial de hortalizas, Francisco Vargas, ha indicado que están "muy preocupados" y que piden a España y la UE que "hagan acción de fuerza" para que Rusia levante esas prohibiciones.

      Vargas ha recordado que Rusia es un consumidor "creciente", que "pide calidad y la paga", por lo que se pierde "un buen mercado".

      Uno de los sectores productores más afectados por la decisión rusa es el hortofrutícola, especialmente la fruta de hueso, y Vargas, también presidente de ASAJA Almería, ha apuntado el temor ante la posibilidad de que el principal competidor español, Marruecos, se haga con el nicho de mercado con el que ahora cuentan los productores nacionales.

       Ha puesto como ejemplo de las consecuencias que puede tener la medida rusa a la provincia de Almería, que el año pasado exportó 100.000 toneladas de productos hortofrutícolas a Rusia y en lo que va de 2014 ya había incrementado un 2% sus ventas hacia ese destino.

COAG critica que las medidas de gestión de mercados y la debilidad de la PAC


      Por su parte, el secretario general de COAG, Miguel Blanco, ha afirmado en un comunicado que el sector agrario "se ve zarandeado" por estos movimientos "geopolíticos" y "carece de medidas de gestión de mercados".

     A su juicio, la Política Agraria Comunitaria (PAC) "ha ido debilitando" las medidas de regulación y ahora las consecuencias se ven de manera inmediata en cuanto hay un problema político con un país tercero.

     Para Blanco, la alimentación es una cuestión "estratégica" y los agricultores y ganaderos no pueden verse sometidos "a juegos de presión derivados de conflictos económicos, políticos o estratégicos".

      Según COAG, estos días ya se están cancelando envíos de productos hortofrutícolas españoles a Rusia. En el caso de la fruta de hueso, el sector está padeciendo "una grave crisis de precios" al agricultor en la actualidad, "que se ve agravada más si cabe con el cierre de esta importante frontera", ha añadido.

UPA pide fondos de crisis a la UE


      En la misma línea se ha manifestado el responsable de la secretaría de Relaciones Internacionales de UPA, José Manuel Roche, quien ha detallado que 15 camiones cargados de melocotón no han salido de Aragón con destino a Rusia ante dicha prohibición.

     Roche ha calificado de "bastante problemática" la situación porque afecta "de forma brutal" al sector agrario, "sobre todo al de frutas, que está en plena campaña".

     En su opinión, si no se soluciona el problema "lo antes posible", la UE y España tendrán que aprobar "fondos de crisis" para "poder paliar este bajón en precios", como es el caso de la fruta de hueso.

     Roche ha remarcado que la prohibición rusa no se debe en esta ocasión a cualquier razón de crisis alimentaria, "sino que es una situación que nos está afectando por decisiones políticas" en las que el sector agroalimentario "no tiene nada que ver".

La Unió piensa en el daño a la fruta dulce catalana


      La Unió de Uniones considera que el veto de Rusia a las importaciones de ternera, cerdo, verduras y hortalizas, frutas, carne de ave, pescado, quesos, leche y productos lácteos de la Unión Europea en respuesta a las sanciones contra Moscú a raíz de la crisis ucraniana es inadmisible ya que tendrá consecuencias nefastas para el sector de la fruta dulce y para el agrario en general, y agravará aún más la situación por la que pasa el sector.

       Hay que recordar que Rusia es el segundo país importador de melocotones y nectarinas de las comarcas de Lleida, con ventas de 50 millones de euros en 2013, aunque este año la crisis política de ese país por el conflicto con Ucrania ha hecho bajar de manera importante las importaciones.

       Por este motivo, insiste en la necesidad de que la Comisión Europea declare de manera urgente perturbación de mercado de melocotones y nectarinas para resolver la grave crisis de precios que vive el sector de la fruta. La organización catalana Unión de Pagesos miembro de la Organización Estatal ha trasladado la necesidad al eurodiputado de CiU Francesc Gambús, en una reunión mantenida con representantes del sector.