Eliminar cuotas perjudicará a remolacheros y consumidores, según Cooperativas

0
6

EFE.- Así lo ha asegurado a Efeagro el portavoz de Cooperativas Agro-alimentarias y presidente de Acor, Carlos Rico, quien ha matizado que una propuesta de estas características no tiene "ningún fundamento" y no responde "a la lógica, ni al sentido común".

La Comisión Europea mostró la semana pasada su intención de presentar una propuesta en octubre para eliminar a partir de 2016 las cuotas de producción de azúcar en la Unión Europea (UE).

La iniciativa se enmarcaría en las propuestas de reforma de la Política Agrícola Común (PAC) con el objetivo de "combatir el encarecimiento de los precios" del azúcar.

La idea "nos ha sorprendido a todos" y pondría en "grave riesgo" a un sector "muy eficiente", al cultivo de remolacha en países "periféricos" como España, al suministro de azúcar de calidad y a la estabilidad del mercados y de los precios, ha explicado Rico.

En este sentido, ha recordado que los fabricantes del dulce de membrillo han denunciado la "ruptura" de la estabilidad en el mercado de esta materia prima y, con ello, de los márgenes económicos, después de que sus costes se hayan disparado.

"En Rusia se está pagando el azúcar a más de 1.000 euros la tonelada", ha precisado.

A su juicio, la iniciativa de la UE "no beneficia a nadie en Europa", porque fomentará la importación desde países con sistemas de control y de calidad "distan mucho" de los europeos, sobre todo Brasil, que "controla el mercado internacional del azúcar".

"Una vez que grandes productores como Brasil tenga la sartén por el mango, ya sabemos lo que pasará" con los precios, ha añadido.

En su opinión debe garantizarse un mínimo de producción en España y Europa, en condiciones de rentabilidad económica para los remolacheros para evitar la dependencia.

Rico ha advertido de que si se pierde el sector remolachero europeo "será para siempre", ya que se necesitarían inversiones muy fuertes durante un largo plazo para recuperarlo, algo "inasumible".

En su opinión, la Comisión "es perfectamente conscientes" del daño que hizo con la última reestructuración, al "poner patas arriba" a un sector que estaba "muy bien equilibrado" y que "conocía las reglas de juego".

La Comisión "defenestró" con su última reforma a un sector con "un peso agrario específico" en Europa y "que no costaba un céntimo" a las arcas comunitarias, "dejando a todo el mundo descontento", ha insistido.

Quienes apostaron por ese escenario, han visto en poco tiempo cómo se han perjudicado los intereses industriales, los agrarios y los de los consumidores europeos, ha puntualizado.

Según Rico, "el precio del azúcar ha subido", como también lo han hecho "los ratios de beneficio durante un período muy concreto para ciertas empresas", mientras que se ha perjudicado en los últimos ejercicios a todo el mundo e, incluso, se ha visto falta de suministro, como ha ocurrido en Portugal este año.

Por ello, ha afirmado, clientes y consumidores deben exigir unidos la continuidad del sistema, que ha permitido una "regulación muy buena".

"Ahora, tanto sector consumidor como productores deben estar unidos para defender una estructura similar a la actual para el mercado del azúcar, con precios razonables" para remolacheros y compradores de un producto que se ha "descontrolado", ha resaltado.

Para Rico, el Parlamento europeo ha mostrado "claramente" su apuesta por la continuidad de las cuotas de producción, "confía" en que se imponga finalmente "la cordura", aunque, "desgraciadamente, la Comisión nos tiene acostumbrados a tomar medidas que ligan poco con ese sentido común".