Una remota aldea de la provincia de Zamora que cuenta con tan sólo doce habitantes es el lugar elegido por dos trabajadores del sector turístico madrileño para irse a vivir y gestionar desde allí su propio blog de vacaciones y una agencia de viajes que han abierto a través de internet.

Fresno de la Carballeda carece de panadería, farmacia, tienda de alimentación o bar, pero gracias a los emprendedores rurales José Ángel Franco y Alfonso Míguez desde hace un año cuenta con una agencia que ofrece desde viajes para dar la vuelta al mundo en 17 días hasta escapadas a destinos españoles con encanto como Teruel.

Aunque el censo de este pueblo zamorano es de 21 habitantes, en invierno únicamente viven los propietarios de la agencia de viajes y otra decena de vecinos, todos jubilados salvo un operario del sector de la construcción que trabaja en las obras del AVE, ha detallado a Efe Míguez.

Este emprendedor nació en Madrid y trabajó allí como periodista de viajes mientras que José Ángel, natural de Mérida, se trasladó a Madrid por motivos laborales para incorporarse a una empresa mayorista de turismo.

Hace diez años, ambos crearon una bitácora de viajes que logró cada vez más aceptación y el año pasado decidieron dar un paso más, dejar Madrid e irse al pueblo del que descendía por parte paterna Alfonso, Fresno de la Carballeda, para crear su propia agencia a través de internet, www.viajeskrrteando.com.

Desde esa pedanía de Mombuey, en la comarca zamorana de Sanabria y La Carballeda, estos emprendedores rurales gestionan sus redes sociales, en las que suman más de 15.000 seguidores, agregan entradas a su cuaderno de navegación virtual, elaboran presupuestos de viajes y atienden a sus clientes.

Confiesan que que si no mejoran las telecomunicaciones tendrán que replantearse la ubicación de su agencia de viajes

La tarea no es fácil porque el acceso a Internet no siempre es todo lo bueno y rápido que requiere un negocio digital, especialmente en los últimos meses, cuando el sistema de Internet a través de radio ha comenzado a fallar y eso les ha generado no pocos quebraderos de cabeza, según han expuesto.

Otro de sus caballos de batalla está en la cobertura telefónica, ya que tanto la gestión de ventas como la atención y el asesoramiento al cliente lo realizan principalmente a través del teléfono y residir en una aldea remota en ocasiones puede resultar desesperante.

La calidad de las comunicaciones está lejos de ser óptima, no sólo porque si uno se aleja de las casas del pueblo hay zonas de sombra en las que se pierde la señal, sino porque en la propia vivienda que utilizan como sede de la agencia a veces falla la cobertura.

Estos emprendedores han confesado que si no mejoran las telecomunicaciones tendrán que replantearse la ubicación de su agencia, ya que parte de su éxito lo basan en dar un servicio personalizado y atender al cliente a cualquier hora del día o de la noche ante cualquier incidencia que pueda tener en el viaje.

También han lamentado que no encontraran apoyo institucional a la hora de montar su negocio en el medio rural, no sólo por falta de subvenciones, sino por no contar con un simple asesoramiento para realizar los trámites burocráticos de apertura de la agencia.

Ello pese a que como operador de turismo promocionan la zona en la que residen y a los clientes de fuera de la provincia de Zamora que reclaman un lugar tranquilo para pasar unos días de vacaciones les recomiendan destinos como la comarca de Sanabria, por el encanto del lago y su entorno, o Toro por su atractivo enoturístico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here