En "4 ó 5 años" podrían cerrar más de 8.000 explotaciones lácteas, un tercio de la actuales

0
5

       Dicho redimensionamiento trajo consigo una inversión "importantísima" en infraestructuras y en derechos de producción que a día de hoy siguen pagando los ganaderos. Un endeudamiento hasta el punto de que Artime asegura que se trata del "mayor problema" para ser competitivos por lo que ha pedido a la banca que plantee una refinanciación de las condiciones a los productores, con operaciones de crédito a largo plazo, especialmente en las explotaciones lácteas gestionadas por personas jóvenes.

     Precisamente, sobre juventud en las lecherías, ha hablado para asegurar que el relevo generacional es "insuficiente" y, si no se soluciona, será otro de los motivos por los que se reduzcan el número de explotaciones.

La industria debe concentrarse, "pero eso sí en manos españolas"


     Artime está convencido de que es necesaria también una concentración de la rama industrial para ganar en competitividad y rentabilidad. Eso sí, ha indicado que ese proceso de concentración debe realizarse de tal forma que se quede "en manos de la industria española" porque así "es una garantía de futuro para el sector productor y transformador".

     En su gestión intentará que los productores y la industria "dejen de mirarse el ombligo" para que "se den cuenta de que ambos se necesitan".

     Bajo su mandato desaparecerá además el sistema de cuotas lácteas (previsto para el 31 de marzo), una "responsabilidad" que los productores afrontarán sabiendo que entran en un "mercado libre, abierto y diferente" en el que "cada día" se dependerá "más de los mercados exteriores y emergentes".

     Ha pedido al Gobierno central que aporte "claridad y transparencia" para que los ganaderos "sepan lo que tienen que hacer, desde ahora hasta el 31 de marzo".

Las relaciones entre empresa y ganaderos "van mejorando"


     Por otro lado, ha valorado el trabajo desarrollado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) con la Ley de mejora del funcionamiento de la cadena alimentaria, demandada por el sector agroganadero y, en especial, por el lácteo.

     Esta norma impulsa la formalización de las relaciones contractuales entre producción e industria y, de hecho, Artime ha señalado que estas relaciones "van mejorando" entre ambas partes.

     El contrato permite al lechero saber la retribución que recibirá por su producción cuando ésta sale de la explotación, algo que antes no se contemplaba, según el presidente de Inlac.

      El valor de la producción del sector lácteo español alcanzó en 2013 los 2.717 millones de euros, que supone el 17,1% de la producción ganadera y el 6,1% de la producción final agraria, según datos del Magrama.

      En España hay cerca de 1.550 industrias lácteas, lo que representa el 5,4% del total de industrias alimentarias, con unas cifras de empleo que ascienden a cerca de 25.400 personas, lo que representa el 7,2 % del total de personas ocupadas en el sector de la industria alimentaria.

      La producción de leche de vaca está limitada por la cuota láctea asignada a España, que en el período 2013/2014 asciende a 6.557.555,445 toneladas.