En Las Batuecas, voluntarios quieren ahuyentar a los incendiarios

0
2

EFE.- La zona salmantina que forman los pueblos de Serradilla del Arroyo, Serradilla del Llano, Guadapero, La Atalaya y Monsagro es uno de los “puntos calientes” de Castilla y León, ya que cada año se suceden numerosos incendios forestales intencionados, según fuentes municipales. Por eso, las gentes de estos pueblos, amparados por los Ayuntamientos, han constituido el grupo de voluntarios GVESA-6, que patrullará desde hoy hasta el final de la temporada los montes que cada verano son incendiados. Los vecinos aseguran tener miedo, ya que algunos incendios se han quedado, en ocasiones, a menos de quinientos metros del casco urbano, como ocurriera el pasado mes de agosto en la localidad de Serradilla del Llano. GVESA-6 Además de vigilar, los voluntarios de GVESA también podrán actuar este año en las labores de extinción, ya que Protección Civil y Medio Ambiente les han entregado los equipos correspondientes para que puedan actuar e, incluso, tendrán un seguro en caso de accidente. El presidente de GVESA y alcalde Monsagro, Ángel Mateos, ha explicado a EFE que el objetivo es “la implicación de todas las personas para que, de una vez por todas, se ponga fin a los incendios forestales intencionados”. En esta zona sur salmantina los incendios forestales intencionados son la tónica habitual de los últimos diez años. Desde Medio Ambiente se han practicado investigaciones y vigilancia especial y, a pesar de que cada año hay más de una decena de fuegos provocados por la mano del hombre, nunca se ha dado con el autor o autores. En algunos casos, las investigaciones han hallado en los focos de los fuegos mechas retardantes. La patrulla de vigilancia, con gentes de todas las edades, se coordinará a diario para vigilar los montes de estos parajes de Las Batuecas.