España apuesta por la energía nuclear, que representa el 22% de electricidad

0
7

WWF.-En el número 56 del Observatorio de la Electricidad, WWF resalta un nuevo incremento de las energías renovables en la producción de electricidad. En concreto, han representado el 52,6% del total durante el mes de abril.

La consecuencia es que las emisiones de CO2 de este mes han sido un 22,3% inferiores a las de marzo. Sin embargo, el dato negativo es que continúa aumentando la quema carbón y también la generación de electricidad con energía nuclear.

Cuando se cumplen 25 años del accidente de Chernobil y todavía está reciente el de la central japonesa de Fukushima, España continúa aumentando su producción de electricidad a partir de energía nuclear. De hecho, según el Observatorio de la Electricidad de WWF durante el mes de abril esta fuente ha aumentado respecto a marzo y ha representado el 22% de la electricidad total.

En el otro lado se encuentran las energías renovables, que cada vez representan un porcentaje más alto de la electricidad producida, llegando en abril al 53,6%. Esta cifra pone de manifiesto el potencial que tiene España para conseguir que el objetivo marcado por WWF para nuestro país: alcanzar que el 55% de la electricidad sea de origen renovable en 2020.

El sistema eléctrico peninsular español cierra con una disminución de sus emisiones de CO2 del 22,3% respecto a marzo de 2011, siendo la eólica y otras renovables como la solar, biomasa, cogeneración y minihidráulica las que más electricidad han generado.

Pero abril también acaba con un incremento del 45,64% de estos gases contaminantes, si se comparan los datos con abril del año pasado. En este caso, el culpable es el carbón, una fuente energética muy contaminante que este mes se posiciona como la sexta fuente de electricidad del sistema.

Gracias a esta reducción del CO2, se mantiene la calificación B en el indicador de calidad ambiental para las emisiones de dióxido de carbono del sistema eléctrico en abril respecto al mes anterior. Esto supone, además, una mejora respecto a la media de 2003-2005, cuando la calificación era D.

“No podemos continuar dependiendo de energías inseguras y peligrosas como la nuclear, máxime cuando nuestro país ha demostrado que puede cubrir esta parte de la demanda con renovables. De hecho, numerosos estudios técnicos avalados internacionalmente demuestran que sí es posible cerrar todas nuestras centrales, porque contamos con capacidad suficiente de potencia instalada para cubrir las puntas de demanda tanto en invierno como en verano”, afirma Raquel García Monzón, técnico de energía de WWF España.

Y añade: “Si eliminamos la energía nuclear de España a muy corto plazo se podría suministrar esta energía con ciclos combinados de gas natural, y a medio plazo las energías renovables podrían cubrir la parte que actualmente proporciona la nuclear. Este proceso de transición se deberá complementar también con políticas de ahorro y eficiencia energética”.

WWF concluye recordando que las consecuencias políticas de los accidentes nucleares recientes de Japón ya se están notando en toda Europa. Y es que Alemania está cerrando sus reactores nucleares, Francia ha comenzado a analizar y revisar sus centrales con informes técnicos y muchos otros países se replantean la necesidad de este tipo de energía.

Los datos más destacados de abril para el sistema peninsular son los siguientes:
– La energía hidráulica aportó el 15,4% al sistema eléctrico peninsular en abril de 2011. Su producción ha aumentado ligeramente respecto a la de marzo de 2011 (14,7%). Sin embargo, es muy inferior a la que registró en abril del año pasado (20,0%). Esta energía se sitúa en el cuarto puesto del mix eléctrico del Sistema Peninsular.

– La energía nuclear ha aumentado bastante respecto al mes de marzo de 2011 y representó el 22,0% del mix eléctrico peninsular en abril de 2011. Concretamente, aportó al sistema más electricidad que en marzo de 2011 (18,5%), y ha disminuido solo un punto respecto a la producción nuclear de abril de 2010 (23,8%). No obstante, el indicador de calidad ambiental del sistema eléctrico para los residuos nucleares mejora respecto a los años de referencia 2003-2005 (clase D), y se mantiene igual que en marzo 2011, con categoría C.

– La generación eólica disminuye y pasa a posicionarse en el tercer puesto dentro del mix peninsular, con una aportación del 16,0 % al sistema eléctrico. Su producción ha disminuido en abril 2011 respecto al pasado mes de marzo (19,4%) y es, a su vez, superior a la de abril de 2010 (12,6%).

– Las centrales térmicas de carbón continúan aumentando su aportación al mix eléctrico, respecto a meses anteriores. La producción de electricidad y las emisiones generadas por la quema de carbón en abril de 2011 contribuyeron con un 12,0%, prácticamente iguales a las que registraron en marzo (12,8%), y muy superiores también en comparación con las de abril del año pasado (3,2%). Por tanto, se posiciona como la sexta fuente de electricidad del sistema y esto provoca un aumento de emisiones de gases de efecto invernadero.

– Las centrales de ciclo combinado de gas natural representaron el 13,4% del mix peninsular, disminuyendo su producción de electricidad y sus emisiones respecto a marzo de 2011 (16,4%). Estas fueron, a su vez, muy inferiores a las de abril del año pasado (20,8%). Ocupan el quinto puesto en el desglose de fuentes de energía del Sistema Peninsular.

– A pesar de la mayor producción con combustibles fósiles que producen este tipo de emisiones, gracias al aumento de las energías renovables se han evitado emisiones y esta situación ha provocado una ligera mejora en los valores de las emisiones específicas de dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno: 0,313 gramos y 0,235 gramos por kWh producido, respectivamente.

Esto significa una disminución ligera con respecto a las cifras alcanzadas en marzo de 2011 (0,332 gr SO2 y 0,256 gr NOX, respectivamente). En cambio, han aumentado bastante en comparación con las emisiones de abril de 2010 (0,127 gr de SO2 y 0,130 gr de NOx).

– Las emisiones medias de CO2 en abril 2011 han disminuido a 165 kg de CO2 por MWh generado. Estas emisiones fueron inferiores al valor medio registrado en marzo de 2011 (184 kg/MWh), aunque muy superiores que las de abril de 2010 (112 kg/MWh). Las emisiones de CO2 evitadas en abril de 2011 gracias a la producción eólica son de 558.611 ton CO2 y las evitadas por la hidráulica son de 537.243 ton CO2.