España ayuda a proteger el colibrí esmeralda en Honduras

0
27

EFE.- España aportará 18,8 millones de lempiras (un millón de dólares, 700.000 euros) para la protección del colibrí esmeralda, especie en peligro de desaparecer que habita en el departamento de Yoro, en el norte de Honduras, informó hoy una fuente oficial.

El acuerdo se aprobó en el marco de la LI Asamblea de Gobernadores del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), agregó en un comunicado el organismo financiero regional, que tiene su sede permanente en Tegucigalpa.

La aportación española se enmarca en el Programa de Conversión de Deuda de Honduras con España, que administra el BCIE, organismo que para su LI Asamblea de Gobernadores adoptó la imagen del colibrí esmeralda, una especie endémica en peligro de extinción.

El acuerdo fue suscrito el jueves por el BCIE, la Secretaría hondureña de Obras Públicas, Transporte y Vivienda, y el Banco Bac.

Para proteger la especie del colibrí esmeralda, el Gobierno de Honduras ha retrasado desde hace varios años una proyectada carretera entre los departamentos de Yoro y Francisco Morazán.

Honduras y España también financiarán el programa de pago por servicios ambientales denominado "Manejo sostenible de las inversiones y servicios para el control y mitigación del impacto ambiental de la carretera San Lorenzo-Olanchito, en el bosque muy seco tropical del Valle del Aguán", indicó el BCIE.

La región del Valle del Aguán, donde habita el colibrí esmeralda, se ha visto afectada por el pastoreo de ganado y plantaciones de piña, entre otros factores, según han denunciado especialistas en biodiversidad.

La cooperación española contribuirá a facilitar los recursos para aplicar las medidas de conservación definidas en el Plan de Manejo Ambiental para la protección del colibrí esmeralda.

Además, el programa tendrá un impacto social directo en al menos 3.500 pobladores de la zona, además de beneficiar a unos 93.000 habitantes de las comunidades de Olanchito y San Lorenzo, en el departamento de Yoro, indicó el BCIE.

La región del Valle del Aguán, donde habita el colibrí esmeralda, se ha visto afectada por el pastoreo de ganado y plantaciones de piña, entre otros factores adversos.