España busca en Tokio atraer el paladar nipón con sus productos “gourmet”

0
11

EFE.- Desde originales "kits" para hacer paella o tapas hasta vodka con chocolate, ajos de Cuenca o los clásicos ibéricos se dieron hoy cita en Tokio en la "Spain Gourmet Fair", un evento en el que 48 empresas promocionan la gastronomía española entre el público japonés.

Organizada por el ICEX y la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Japón, se espera que unos 600 visitantes profesionales conozcan, durante los dos días que dura la feria, productos tradicionales e innovadores que abanderan la gastronomía española.

El evento, que este año cumple su undécima edición, concentra el mismo número de expositores que en otras ediciones pese al golpe que supuso para Japón el terremoto del 11 de marzo, "con lo que estamos bastante satisfechos", afirmó a Efe Chieko Konagaya, analista de mercado de la Oficina Comercial de España en Japón.

Organizada para promover encuentros entre restauradores y distribuidores nipones y empresas españolas, la feria "muestra un amplio abanico de la gastronomía española, con especial incremento de los expositores de alimentación y algunas pequeñas empresas menos acostumbradas a la exportación, uno de nuestros retos", añadió.

En la "Spain Gourmet Fair" se pueden degustar "joyas" de la gastronomía española como ibéricos, quesos y aceites, y productos menos conocidos en Japón como las especias de sales de naranja o marina con tinta de calamar, membrillos o las conservas de ensalada de algas a la vinagreta, bonito o mejillones.

También tienen cabida productos agrícolas como los ajos de Las Pedroñeras (Cuenca), "muy especiales, ya que no hay ninguno mejor y puede competir con el alto precio de este producto en Japón", dijo a Efe Takao Kino, encargado de su distribución.

La feria supone también una oportunidad para dar a conocer ideas originales como los "kit" para hacer paellas, tapas o tortilla de la madrileña "La buena vida", o el exclusivo vodka con chocolate de la empresa gaditana "Pancracio", un producto refinado para maridar con repostería de alto nivel, muy apreciada por los nipones.

Celebrada en los salones del céntrico Hotel New Otani de Tokio, en la última década se ha visto cómo las empresas han adaptado sus productos al cliente japonés y "ahora cuidan mucho la presentación, el diseño y las cantidades", añadió la organizadora del evento.