España es un modelo para América en el uso agrícola del agua

0
3

EFE.- Pregunta: ¿Cuáles han sido los objetivos de su visita a España?

Respuesta: Uno, agradecer el apoyo al IICA del Gobierno español a través del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Por otro lado, comentar los resultados de una reunión muy importante de ministros (americanos de Agricultura) en Buenos Aires, donde surge  un plan de trabajo sobre agua en la agricultura para los próximos años.

P:En la reunión de Buenos Aires se acordó una agenda común para mejorar el uso del agua. ¿Podría detallar proyectos concretos o un calendario para ese fin?

R:El agua es motivo de preocupación para todos los ministros del Hemisferio.  Se está agotando y la huella hídrica en la producción de alimentos es particularmente alta.

Tenemos que buscar más rentabilidad, innovación para hacer más eficaces las tecnologías que permitan usar menos agua para mantener la productividad de los alimentos; fortalecer la gobernabilidad de los ministros de Agricultura y la capacitación para personal técnico.

Estamos viendo cómo aprovechar la capacidad de España para implementar estos objetivos.Vemos cómo traer técnicos que pasen un período de capacitación y cómo expertos del Ministerio pueden ir a países andinos, de Suramérica, Centroamérica o del Caribe para acompañanos en la adopción de tecnología.

P:¿Qué papel tiene España dentro de esta agenda? ¿Cómo ve la experiencia española en el aprovechamiento del agua?

R:Es un país modelo en el uso del agua y uno de los líderes mundiales en sistemas de riego. A través de la tecnología se han sorteado problemas de gran escasez que hoy afectan a muchos países de América Latina. Para no empezar de cero quisiéramos que España nos ayudara con ese conocimiento, Hemos encontrado una actitud muy positiva y una oferta tecnológica que nos valdrían para las condiciones de América Latina y en el Caribe.

Además, en este momento en que España atraviesa una crisis, “no venimos a buscar que nos financien sino a mostrar nuestro respaldo”.

P:Este año se caracteriza por abundantes cosechas a escala mundial ¿cree que los problemas del agua y del cambio climático salen más a la luz o a los medios de comunicación en momentos de sequía y de mayor volatilidad de precios?

R:El cambio climático es una realidad. La disponibilidad de agua cada vez será menor. Tenemos que reconocer que hay que producir más con menos agua y con la misma superficie.  Lo que está ocurriendo con la producción agrícola mundial (sobre la abundancia) es coyuntural. A medio y largo plazo el déficit de grano va a seguir manteniéndose si no producimos de manera más eficiente

P:¿Cuál es la situación de América Latina en cuanto a recursos hídricos y políticas al respecto?

R:Falta tecnología en los sistemas de riego. Falta inversión a nivel de parcela en el tema de las políticas públicas, porque muchas no recaen directamente en  los Ministerios de Agricultura. Tenemos que ajustarlas o revisarlas. Se tienen que modernizar los usos del agua.

En otras palabras, en muchos países el agua no se cobra y la energía para bombearla es subsidiada. Entonces no hay conciencia clara de ahorro entre los productores. Esto se podría conseguir con la reducción de subsidios.

P:Entonces, usted es favorable a reducir las subvenciones al uso de agua

R:Exactamente. En términos generales, hay que reorientar los subsidios a la agricultura a productos más eficientes como sistemas de riego que eviten el dispendio.

P:Hablar de América o Latinoamérica es muy general ¿Hay diferencias entre países o áreas?

R:Están ocurriendo cambios importantes. Por ejemplo, en el sur hay una actitud generalizada de un uso más adecuado del agua a través de labranza de conservación o siembra directa, con cosechas importantes con menos agua y un manejo adecuado de suelos. Principalmente en Argentina, Paraguay, Brasil, Uruguay y Bolivia.

En los países andinos existe una conciencia clara porque tienen menos agua. Allí se han tomado decisiones para mejorar su distribución. Por ejemplo, en Perú, el Ministerio se llama de “Agricultura y Riego”.

En Centroamérica, aunque podríamos pensar que tiene excesos del agua,hay seis meses donde no la hay y esto debe tomarse en cuenta para mantener la capacidad productiva.

México, Canadá y EEUU tienen otra situación, sobre todo México, amenazado por el cambio climático y altas temperaturas. Tiene buenos sistemas de riego, pero insisto, hay que cambiar la política de subsidiar la tecnología.

P:Latinoamérica tiene países que son líderes agrícolas mundiales ¿cuáles son los retos para el continente americano?

R:Los países latinoamericanos son conscientes de que su papel será más importante en la disponibilidad de alimentos para la humanidad. Se ve con buenos ojos que Latinoamérica y América del Norte sean ahora y en el futuro proveedores de granos.

Pero en un contexto mundial, son de las regiones con menos rendimientos por hectárea y deben incrementar su productividad. Esto implicará inversiones más importantes, semillas más adaptadas, estudios de suelo.

En el aspecto social, hay muchos productores pequeños, medianos y grandes. Obviamente la tecnología está concentrada en los grandes ¿cómo llevar el conocimiento y los avances apropiados a las pequeñas y medianas unidades, a la agricultura familiar?

Un tercer elemento es la sostenibilidad, producir con menos daño ambiental y menos uso de agroquímicos que ahora no se aplican de forma muy racional.