España está preparada ante la hipótesis de brotes de gripe aviar, según un experto

0
46

   El presidente de la Real Escuela de Avicultura de España ha citado el sudeste asiático y sobre todo China y ha considerado que, a pesar de que ahora "se preocupan mucho más por la sanidad", en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), "controlarlo allí será muy difícil".

    Las aves migratorias pueden seguir transportando la gripe aviar a otros puntos del planeta, sobre todo la zona caucásica o Europa.

    De hecho, el último brote en España se detectó "hace tres semanas" en una granja de reproducción cercana a Lleida, donde "en 48 horas" de dio por finalizada la afección de la enfermedad, después de avisar a las administraciones competentes y de sacrificar a 13.000 aves.

    Según José Antonio Castelló, este es el tercer brote que se detecta en España desde el año 2004, después de que se hallara en la provincia de Álava el primero de los casos y, hace cuatro años, otro más en la provincia de Guadalajara que se saldó con el sacrificio de 200.000 gallinas.

Problemas del sector avícola


    Otro de los puntos de análisis en estas jornadas es la adaptación de los productores a la nueva normativa europea de 1999 para el sector avícola, al que se ha terminado de acoger España el pasado año para dejar de ser "una de las ovejas negras" de los países del sur de Europa que "no había hecho los deberes".

    La directriz implica la adaptación de las instalaciones para lo que ha sido necesario que las granjas hayan realizado inversiones, aunque muchos, sin que Castelló haya precisado el número, no han podido llevar a cabo, por lo que han abandonado el sector.

     "El avicultor no tiene el dinero guardado en una caja fuerte, tiene que ir al banco, pero ya sabemos cómo está hoy en día todo desde el punto de vista crediticio", ha lamentado, aunque ha reconocido el "tremendo esfuerzo" de los productores avícolas para adaptarse a un marco "absolutamente necesario".

    En un "contexto de competitividad", pero también de crisis económica, el sector avícola se encuentra en el "reto permanente" de "adaptarse a lo nuevo que se está haciendo" de acuerdo con las "nuevas tendencias de consumo y el bienestar de las aves".