España importa lechón de forma “excepcional” a la espera de autoabastecerse

0
111

   Se trata de una situación sobrevenida por dos situaciones. La primera, según ha detallado el director de Ancoporc, ha sido la adaptación de las explotaciones a la normativa europea de bienestar animal.

    Esta normativa ha llevado a un descenso de la producción, provocado por el cierre de granjas ante la imposibilidad de financiar los cambios a los que obliga la ley u otras en las que han reducido la cabaña para adaptarse a los parámetros "terreno-cabezas de ganado" que contiene la nueva legislación europea.

    La segunda ha sido el elevado coste de producción que vienen arrastrando los ganaderos por el encarecimiento de las materias primas. La coincidencia en el tiempo de ambos factores han provocado, a juicio de Fernández, este caída en el censo de lechones.

Una situación temporal que puede acabar en 2013


    No obstante, ha asegurado que se trata de una situación temporal y espera que antes de que acabe 2013 España vuelva a satisfacer su propia demanda de lechón, como es habitual. El sector del porcino también está pendiente del veto ruso a la carne española, que lleva varios meses en vigor.

    El director de Ancoporc ha admitido que la situación está "estancada" y que las restricciones rusas se han decidido "bajo el paraguas de la seguridad alimentaria", aunque, según ha mantenido, hay otros motivos.

    Así, ha señalado que los rusos están invirtiendo en nuevas explotaciones, equipos y maquinarias, por lo que están produciendo para conseguir una mayor cobertura de sus necesidades alimentarias. "Rusia seguirá siendo un gran importador de carne y nos comprará, pero lógicamente irán disminuyendo los niveles de toneladas de cerdo que compran", ha asegurado.

    Los asistentes a la XVII Asamblea-Congreso han analizado las luces del sector porcino en este contexto de crisis general. Fernández ha admitido que hablar de luces "es complicado" pero se ha mostrado esperanzado "a largo plazo".

    Y para ello, pone la vista en 2025 porque la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha estimado que en ese año la demanda de alimentos en el mundo duplicará a la actual. En base a este pronóstico, ha deducido que la producción de carne de cerdo aumentará, al ser "una de las más consumidas".

    El congreso también ha profundizado en las claves para conseguir empresas más competitivas, con mayor eficiencia y eficacia. Para Fernández, la competitividad se mejora incrementando la inversión en I+D+i o apostando por una mayor formación mientras que para la eficiencia y eficacia ha considerado fundamental seguir trabajando y manteniendo los niveles de control en seguridad alimentaria y fortaleciendo la trazabilidad.

    Finalmente, ha valorado la importancia de seguir presente en el mercado exterior con datos favorables como el hecho de que las exportaciones de la UE a China hayan aumentado cerca de un 70%.