España podría perder 20.000 millones en ayudas de la Unión Europea agrícolas y regionales

0
17

El presupuestario plurianual anterior para 2007-2013, asignó 35.217 millones de euros a España dentro del apartado de cohesión y desarrollo regional, según un documento oficial de la Comisión Europa, cantidad que se vería reducida en un tercio, según las fuentes, es decir una bajada de 11.622 millones hasta los 23.595 millones.

Sin embargo, fuentes europeas señalaron que no es posible hacer este tipo de cálculos con certeza, debido a que aún no se ha negociado el porcentaje de ayudas (y la reducción de las mismas) que sufrirá cada país.

Otras fuentes europeas indicaron que los cálculos corresponden a estimaciones realizados por representaciones nacionales de cara a la próxima cumbre europea, que tienden a prever el peor escenario posible de cara a las negociaciones.

En el capítulo de agricultura, España obtuvo entre 2007 y 2011, según los datos de los que dispone el Ejecutivo europeo, un total de 34.797 millones de euros, en partidas anuales en torno a los 7.000 millones de euros.

Extrapolando estos datos, el país podría obtener en torno a 48.797 millones de euros durante todo el periodo presupuestado (2007-2013), de los que las fuentes diplomáticas citadas estiman que se perderían un 17 %, es decir, 8.296 millones.

Por el contrario, fuentes europeas consideraron que España podría perder menos, un total de 3.452 millones en esta partida, de los que 1.800 millones de euros corresponderían a ayudas directas y 1.652 millones a desarrollo rural.

Según sus cálculos, España recibirá entre 2007-2013 un total de 32.472 millones de euros en ayudas directas a la agricultura -las que más interesan al país-, de las que perdería un 5,1 % en el próximo periodo presupuestario según la propuesta presentada por Van Rompuy, es decir, se reducirían hasta los 30.820 millones.

En el apartado de desarrollo rural, España recibiría en el mismo periodo entre 9.000 millones de euros y perdería un 20 % de cara a 2014-2020, de modo que se le asignarían unos 7.200 millones de euros.

Las fuentes consultadas insistieron, no obstante, en que no se puede hacer una comparativa exacta entre las cifras previstas en el marco presupuestario plurianual, que establece techos de gasto, y las partidas ejecutadas en años anteriores, dado que en la UE los techos presupuestados siempre son mayores a lo que finalmente se gasta.