España pedirá “nuevos mecanismos” para frenar las crisis de los precios agrícolas y la volatilidad de los mercados en la próxima reforma de la Política Agrícola Común (PAC), según ha manifestado este jueves 26 la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina.

La ministra se ha referido a la “inestabilidad de los mercados”, durante la clausura del acto conmemorativo del Día Mundial de la Alimentación, organizado en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid.

Insiste en la necesidad de nuevas medidas para combatir la volatilidad de los mercados que se produce por la globalización

Tejerina ha señalado que en la próxima reforma de la PAC, cuya negociación empezará en unos meses, España defenderá el mantenimiento de una “red de seguridad” para el agricultor o ganadero, por ser “imprescindible” para propiciar el equilibrio entre oferta y demanda.

En ese sentido, ha citado la necesidad de nuevas medidas para combatir la volatilidad de los precios agrícolas en los mercados que se produce como consecuencia de la globalización y “acortar” la crisis de precios.

En la revisión de la PAC tendrá un mayor “protagonismo” la gestión de riesgos, según Tejerina, quien, en ese contexto, ha defendido los seguros agrarios como una herramienta que ayudará a frenar los vaivenes de los precios agrícolas.

La ministra ha participado en una jornada con motivo del Día Mundial de la Alimentación, que celebra el 16 de octubre la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y que este año ha estado marcado por el incremento de personas que pasan hambre en el mundo.

García Tejerina ha planteado que es posible conseguir el “hambre cero” (reto marcado por la ONU para 2030) si hay una “inversión en seguridad alimentaria y desarrollo rural”.

Ha afirmado que España está comprometida con ese objetivo y ha detallado medidas como el fomento de un “cambio en el modelo de consumo” para reducir el volumen de alimentos que acaban en la basura.

 

En estos momentos, según la ministra, se está actualizando la estrategia nacional para reducir el desperdicio alimentario, de cara al período comprendido entre 2017 y 2020.

Derfensa del vehículo eléctrico está llamado a ser una pieza fundamental de la movilidad sostenible

También ha citado la lucha contra el cambio climático, que afecta más a países como los del Mediterráneo, las medidas para asumir los desafíos de la migración y la atención a las políticas comerciales.

La ministra también ha subrayado que el vehículo eléctrico está llamado a ser una pieza fundamental de la movilidad sostenible por su eficiencia energética y la reducción de la dependencia de los productos petrolíferos. Al mismo tiempo, García Tejerina ha destacado las posibilidades que ofrece para el desarrollo económico y la creación de empleo, y el impulso de las nuevas tecnologías y la innovación, además de reducir las emisiones de CO2.

La Unión Europea (UE) y España, según García Tejerina, contribuyen también a los objetivos de la ONU dando “preferencia” en las importaciones a países más necesitados, “abriendo la puerta” a sus productos agrícolas con iniciativas como la “Everything but Arms” (en inglés todo menos las armas), mediante ventajas aduaneras.

Además, la ministra ha repasado los datos de comercio exterior, en el contexto de suministro de alimentos, según los cuales España es una “potencia exportadora” agroalimentaria, la cuarta de la UE y la octava mundial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here