España quiere recuperar su retraso en las normativas ambientales europeas

0
6

EFE.- Muchos de los esfuerzos del Departamento están centrados en ello porque es “muy importante” cumplir con las obligaciones contraídas con Europa, ha incidido Tejerina al presentar hoy el “Informe Anual de Indicadores: Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente 2013”.

En este sentido ha destacado el trabajo realizado en planificación hidrológica: en apenas dos años se han finalizado todos los planes de cuenca, que debían estar terminados en 2009; pero no ha querido avanzar una fecha para alcanzar un pacto nacional porque “hay que ir por pasos”.

Antes del 2015 hay que cerrar el segundo ciclo de normativas sobre el agua marcado por la UE y una vez finalizado, ha afirmado, se podrá hablar de un sistema integrado de cuencas.

El agua, la energía, las emisiones contaminantes, y los residuos constituyen los principales indicadores de la parte medioambiental del informe presentado hoy.

Estos indicadores señalan por ejemplo que las aguas subterráneas y la contaminación de nitratos, que es uno de los problemas más extendidos en España, ha mejorado en estos últimos años.

También se reseña que en 2011 el consumo medio en los hogares por habitante y día en España es de 142 litros, “uno de los más bajos de Europa”.

En cuanto a la generación y gestión de residuos: en 2012 se generaron en España 154,8 kilogramos de residuos de envases por habitante, reciclándose un 64,4 % de los mismos, frente a la media de la Unión Europea de 159,4 kg/hab y 63,6 % respectivamente.

Sobre la calidad del aire, el último análisis realizado en 2012, muestra que en España hay “superaciones” de los valores límite de dióxido de nitrógeno en las aglomeraciones metropolitanas, y de PM10 (material particulado) en zonas del norte peninsular, y de ozono troposférico en zonas suburbanas y rurales.

España emitió en 2012 un total de 340.808 Kt (kilotoneladas) de gases de efecto invernadero en términos de CO2-equivalente, un 1,5 % menos que en 2011.

Por sectores, la combustión y transformación de la energía junto con el transporte por carretera son los que generaron mayores emisiones en 2010, con el 27 % y el 21 % de las emisiones totales de gases de efecto invernadero (GEI); les siguen los sectores de combustión industrial (15 %),la agricultura (11 %) y la combustión no industrial (9 %)

En relación a este último tema, la ministra ha destacado el giro de política que ha dado su Gobierno para cumplir con los objetivos de Kioto, impulsando una serie de planes y programas para reducir de “manera efectiva” la emisión de estos gases y para que la lucha contra el cambio climático sea real.