España votará en contra de la PAC si se impone una convergencia interna de hasta el 75%

0
11

    Arias Cañete efectuó esas declaraciones al comienzo de una reunión informal de dos días de ministros comunitarios del ramo organizada en Dublín por el Gobierno irlandés, que ostenta la presidencia de turno de la UE durante el primer semestre del año.

   El Gobierno español ha expresado con anterioridad su preocupación respecto a algunas enmiendas propuestas por los eurodiputados y a la posición de la Comisión Europea (CE), que propugna una convergencia de ayudas "fuerte" que podría producir grandes transferencias de ingresos de unos agricultores en favor de otros.

    El Ejecutivo de Madrid, dijo este lunes Arias Cañete, "demanda" un sistema que permita a los agricultores y ganaderos del país "seguir recibiendo ayudas en niveles similares a los actuales, sin reducciones caprichosas" impuestas para "lograr una convergencia interna".

    Para Arias Cañete, esa es una de las "líneas rojas" que no debe cruzarse y advirtió de que si la CE "altera los actuales parámetros" y trata de "imponer una convergencia interna de hasta el 75%", España no podrá votar a favor de la reforma de la PAC.

    El Gobierno español es partidario de seguir la vía sugerida por la presidencia irlandesa, que sitúa la cifra de convergencia en el 30%, una "propuesta que se puede entender porque produce efectos más limitados", arguyó el ministro.

    "En el caso de España -dijo- una transferencia de fondos de unos agricultores a otros no sería superior al 8%, sería una convergencia limitada e incluso asumible".

Otra línea roja con el tabaco y el algodón


    La segunda "línea roja" planteada por Agricultura en este encuentro informal establece la necesidad de "dar solución a cultivos como el tabaco y el algodón" a través de la búsqueda de "ajustes técnicos".

    Se trata, explicó Arias Cañete, de que esos "ajustes" permitan a los citados cultivos mantener "sus ayudas actuales", aunque sea "consolidando las ayudas acopladas y desacopladas que venían percibiendo en las futuras cantidades de pago de base único".

    El ministro español se declaró "optimista" respecto la posibilidad de que la PAC aborde las preocupaciones de su departamento y destacó que el Ejecutivo comunitario está dispuesto a "escucharnos".

    En el marco de esta ofensiva diplomática, los servicios técnicos del Ministerio de Agricultura viajarán a Bruselas la primera semana de junio y también Arias Cañete mantendrá contactos con el comisario comunitario del ramo, Dacian Ciolos, para intentar cerrar un acuerdo antes de la celebración el próximo mes del último consejo de ministros de agricultura.

    En la recta final de la negociación de la PAC, que se aplicará entre 2014 y 2020, el ministro irlandés de Agricultura, Simon Coveney, ha instando a sus socios a afrontar estas "conversaciones exploratorias" con actitud "atrevida e imaginativa" para lograr resolver las cuestiones que aún dividen a los países miembros.

    Durante la jornada de este lunes, el Consejo Europeo mantuvo contactos con Ciolos y con el presidente de la Comisión de Agricultura del PE, el socialdemócrata Paolo de Castro, a quienes se unirán también los coordinadores de los distintos grupos en la Eurocámara.

    Este martes el encuentro de Dublín retomará el "formato habitual" y Coveney abordará con sus socios el papel que puede desempeñar el Consejo para lograr un acuerdo sobre las cuestiones planteadas por el Ejecutivo comunitario y el PE.