España y otros países piden en Bruselas prolongar en 2014 el modelo actual de la PAC

0
11

   "Prorrogar el actual sistema quiere decir que se prorroga el presupuesto un año más sobre la base de las perspectivas financieras anteriores, que en este momento son mejores que algunas de las propuestas encima de la mesa y mejores incluso que la propuesta inicial de la Comisión Europea (CE) para las perspectivas financieras", explicó Arias Cañete.

    La presidencia chipriota de la UE se había propuesto en un principio intentar cerrar un acuerdo sobre la reforma de la PAC en el consejo agrícola del próximo diciembre, pero la falta de acuerdo sobre el presupuesto plurianual en la cumbre de la semana pasada cambió los planes.

    "Posiblemente el consenso de la mayoría de los estados no quiere cerrar posiciones de negociación hasta conocer el marco financiero", dijo Arias Cañete.

    "Además, dado que el Parlamento Europeo está retrasando su voto hasta también conocer el marco financiero comunitario, los ministros han puesto de manifiesto que es muy difícil que en esta situación la nueva PAC entre en vigor en 2014", dijo.

    El ministro español afirmó que "se ha sugerido a la Comisión que empiece a reflexionar sobre la prórroga del sistema actual una campaña más, y que establezca las bases jurídicas que permitan articular esa prórroga y transmitir a los agricultores comunitarios cuál va a ser el marco jurídico en el que van a realizar su actividad en el año 2014".

    Aunque no enumeró los países que han formulado esa petición, declaró que "hoy todo el mundo, ante ese marco de incertidumbre financiera, ha dicho a la Comisión que es muy difícil que cerrando una política agraria común a finales del primer semestre o en el segundo semestre, podamos aplicarla en la campaña 2013-2014".

    "Por lo tanto, la campaña de 2014 debería hacerse con una prórroga del presupuesto comunitario y con un sistema actual", dijo.

    En referencia a la búsqueda de países "aliados" que apoyen la petición de España y Francia de no recortar fondos a la PAC, indicó que "hemos empezado contactos con varios países" como Hungría, Portugal e Irlanda.

    "De momento vamos a seguir hablando hasta el próximo Consejo Europeo con la idea de establecer los mayores puntos de coincidencia en la defensa de un presupuesto para la política agraria común que las propuestas que están en la mesa en este momento", dijo.

    En su propuesta original, la CE planteó que el 30 % de los pagos directos de la PAC se destine a tres prácticas medioambientales: la rotación de cultivos para explotaciones de más de tres hectáreas, el pastoreo permanente y el barbecho obligatorio para un 7 % de la superficie.

    Ante las dudas que la idea planteó entre los países, que alegaron que por la diversidad del campo europeo es imposible aplicar una fórmula idéntica para todos, la CE propuso nuevas posibilidades como reconocer como prácticas ecológicas las acciones de desarrollo rural que se enmarquen en un régimen de certificación nacional.

    Arias Cañete defendió unas "prácticas sencillas" a la hora de otorgar las ayudas directas, "que se adapten a la diversidad productiva comunitaria, que no afecten a sostenibilidad económica de las explotaciones y que no impliquen mayores cargas administrativas a los Estados miembros".

    El ministro español explicó que se discutieron además los reglamentos relativos al desarrollo rural, "donde hemos defendido la necesidad de que haya un programa nacional juno a los programas autonómicos o regionales, que las regiones de transición sean incluidas como beneficiarios con una cofinanciación del 75 %".

    También abogó España por que el 25 % de la financiación del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), "que tiene que destinarse a programas de medioambiente, pueda incluir ayudas forestales, ayudas a la red Natura 2000 y ayudas a la directiva marco del agua", concluyó.