Especialista alemana junto a productores de ajo y tomate industria

0
19

YARA.- En lo que respecta a la producción de ajo, conocer cuáles son los nutrientes claves para un cultivo, cuál es la función de cada uno de ellos como también así los momentos de aplicación son aspectos claves. Ante este panorama Yara Argentina invitó a la Ing. Anke Kwast especialista en horticultura de la Universidad de Hannover, Alemania e investigadora del Centro de investigación de Yara en Hanninghof. La especialista realizó presentaciones en la zona de cuyo y recorrió instalaciones de productores.
El ajo muestra los dientes:
La primera parte de la gira consistió en una charla que tuvo lugar en la Bodega Centenario en Guaymallen, Mendoza, donde explicó que son 12 los nutrientes esenciales para poder alcanzar buenos rendimientos y calidad. Cada nutriente tiene una función específica y no puede ser reemplazado por otro nutriente. Sin embargo, en lo que respecta a ajo, el nutriente que se requiere en mayores cantidades es el nitrógeno, luego le sigue el potasio y el calcio.
Lo ideal para aplicar fertilizantes es hacerlo por fertirriego, ya que mediante este sistema tenemos la oportunidad de manejar diferentes soluciones nutritivas en función de los requerimientos que las plantas poseen en cada etapa de crecimiento..

“Uno de los errores más comunes es aplicar fertilizantes sin información. Es importante aplicar los nutrientes en el momento justo, por ejemplo en lo que respecta al consumo de potasio, casi toda la demanda por parte del cultivo se produce antes de la etapa de crecimiento activo del bulbo, por tanto la aplicación de potasio debe realizarse antes de ese momento para obtener un buen resultado. Por otro lado, como los cultivos solo pueden absorber los nutrientes bajo formas minerales en la solución del suelo, es clave tener en cuenta la solubilidad de los productos. Los nutrientes primero deben disolverse y luego pasar de sus formas orgánicas a minerales. Otros factores a tener en cuenta es la disponibilidad de los nutrientes en el suelo, los requerimientos del cultivo en función del potencial, la concentración de los nutrientes en los fertilizantes y el balance de nutrientes en el plan nutricional” afirmó.

Con respecto a la función específica de cada nutriente Anke Kwast explicó que el nitrógeno es uno de los más importantes para alcanzar altos rendimientos en ajo, pero debe ser suministrado en los niveles correctos ya que en exceso puede producir problemas con la calidad post cosecha. La forma de nitrógeno como nitrato es la preferida por este cultivo , y a su vez potencia la absorción de calcio y Magnesio. El potasio mejora la tolerancia a sequías y a las heladas, además de cumplir la función de trasporte y acumulación de carbohidratos en el bulbo.
En lo que respecta al calcio, este nutriente aumenta la firmeza y disminuye la incidencia de infecciones fúngicas y bacterianas. Por otro lado disminuye la perdida de agua durante el almacenaje. Promueve la vida post cosecha debido a la inhibición de las enzimas que degradan los pectatos (compuestos que le dan estabilidad a la pared celular). El boro también mejora la vida post cosecha y el desarrollo de raíces. Por su parte el zinc, el manganeso y el hierro aumentan la eficiencia del uso del nitrógeno y mejoran los rendimientos especialmente en suelos calcáreos.
Para el cultivo de ajo Yara dispone de YaraMila Hydrocomplex y Nitrocomplex Plus como fertilizantes de base en plantación. YaraLiva Nitrabor, Tropicote y Calcinit (este último para fertirriego) como fuentes de Ca y N Además , en lo que respecta a los micronutrientes YaraVita Rexolin CXK , Amazinc, Bortrac y Zintrac.
Tomate industria en Cuyo:
Anke Kwast también estuvo con productores y técnicos de tomate industria en Mendoza y San Juan, donde en este último lugar junto al distribuidor Agroinsumos de Valverde Hnos. tuvo lugar una reunión para más de 70 productores hortícolas entre otros..
Para tomate industria la especialista explicó que el potasio es el nutriente requerido en mayores cantidades, luego le sigue el nitrógeno y el calcio.
El potasio tiene impactos positivos sobre el rendimiento. Además mejora parámetros de calidad como son el color (participa del síntesis de pigmentos), la firmeza de la fruta, TSS ( total de sólidos solubles) y estructura de la fruta. Por otro lado reduce el ablandamiento y el tejido blanco interno. Además promueve una mejor calidad de la piel: reduce la aparición de mancha dorada, el golpe de sol y otras enfermedades. Incluso aumenta las concentraciones de Lycopeno, este es el pigmento que le da el color rojo al tomate. Si el aporte de potasio es el correcto aumenta la acidez del jugo lo cual es muy importante para el sabor de un tomate fresco.

Nitrógeno y calcio:
El nitrógeno tiene impacto directo sobre el cuajado del fruto y el crecimiento del cultivo. En lo que respecta a calidad, aumenta la firmeza y la concentración de TSS.
Las formas de nitrógeno a aplicar es un factor a tener en cuenta ya que altas concentraciones de amonio aumentan la susceptibilidad de fusarium y la rotura de raíces. En cambio aplicaciones de nitrato, son las preferidas por el cultivo e impacta positivamente en la tolerancia al ataque de nematodos a las raíces.
El Calcio mejora parámetros de calidad como color, firmeza, vida post cosecha y TSS. Reduce el rajado, russeting, la podredumbre apical y baja la susceptibilidad a enfermedades fúngicas y bacterianas. El Azufre tiene impacto sobre la concentración TSS.

Dentro de los micronutrientes, el boro tiene un impacto positivo sobre rendimiento y otros parámetros como cuajado, crecimiento del fruto, maduración. a su vez mejora la firmeza del fruto y disminuye el rajado.
Los productos recomendados por Yara para tomate industria son: YaraMila Hydrocomplex YaraLiva Tropicote, Nitrabor, Calcinit y Krista K. Dentro de la línea de micronutrientes YaraVita Rexolin CXK, Rexolin Q48, Bortrac y Amazinc, además de Stopit que es Ca de aplicación foliar.
Si bien la especialista nuevamente hizo hincapié en la aplicación mediante fertirriego, aclaró que en el caso del Calcio, se deben realizar aplicaciones durante floración hasta la etapa temprana de desarrollo de la fruta, luego de este momento, el calcio foliar asperjado sobre la fruta, es la única forma de aumentar la concentración de este nutriente en el fruto, y así los parámetro de calidad.

Acerca de Yara

Yara internacional ASA es la compañía número uno en la conversión de energía, minerales naturales y nitrógeno del aire en productos esenciales para la agricultura y el sector industrial. Su liderazgo global en nutrición de cultivos está avalado por más de 100 años de trayectoria en la industria de fertilizantes y la presencia en más de 120 países alrededor del mundo.

La historia de la compañía data de 1905 cuando es fundada en Noruega bajo el nombre de Norsk Hydro con la primera síntesis de fertilizantes nitrogenados. El 25 de marzo de 2004, hasta aquel momento denominada Hydro Agri, pasa a ser una compañía independiente y comienza a llamarse Yara. Un nombre que significa buenas cosechas, un buen año.

La clave de su liderazgo es el conocimiento en nutrición de cultivos aplicado al desarrollo de tecnologías en fertilizantes, herramientas de precisión y planes nutricionales, con el objetivo de incrementar la eficiencia de uso de nutrientes para abastecer la creciente demanda de alimentos.