Estudian cómo mejorar la supervivencia de las encinas y los alcornoques

0
1

    Sin embargo, según el coordinador del proyecto de IPROCOR, Adrián Montero, ha sido poco empleada en la dehesa.

     El proyecto busca determinar si la simbiosis entre hongo y encinas y alcornoques favorece el desarrollo de la planta, adquirir la capacidad para certificar la micorrización efectiva de la planta de vivero y avanzar en la generación de conocimiento relacionado con la mejora del estado sanitario de masas forestales, entre otros objetivos.

     En estas jornadas de presentación han participado una veintena de viveros forestales de Extremadura a los que se les ha explicado cuáles son las especies de hongos con los que se está trabajando para la micorrización de encinas y alcornoques, según ha apuntado el Ejecutivo autonómico.

     Por su parte, el biólogo de IPROCOR, Angel Acedo, ha mostrado la técnica para inocular los plantones de encinas y alcornoques con esporas de hongos micorrícicos y ha entregado a los participantes una dosis para 500 plantas con el fin de que puedan desarrollar alguna experiencia de micorrización en sus instalaciones.

     De este modo, uno de los técnicos del Proyecto, José Berdón, ha detallado que el proyecto de IPROCOR se centra en dos tipos de hongos: aquellos más idóneos para árboles jóvenes de encinas y alcornoque y otros de interés comercial más apropiados para árboles adultos en campo.

     El estudio consta de varias fases: la inoculación de 4.000 plantas en el vivero de IPROCOR y la posterior repoblación en dos fincas públicas para evaluar el éxito de la micorrización y, por otro lado, trabajos en una parcela con árboles adultos y en los que se han empleado especies de hongos comestibles para la micorrización.