Europa le da la espalda a España en las medidas contra la mancha negra sudafricana

0
77

    La decisión se acordó en el Comité Permanente Fitosanitario de los Veintiocho, en el que participan expertos de los Estados miembros, informaron fuentes europeas. España había pedido a la UE en el último Consejo de ministros de Agricultura, celebrado el pasado 19 de mayo, medidas para evitar la entrada de fruta que pueda llegar a contaminar las plantaciones en territorio europeo.

El asunto preocupa sobre todo a España, el mayor productor de cítricos en la Unión.
 De hecho, fuentes europeas indicaron que España, Reino Unido y Chipre votaron hoy en contra de la propuesta aprobada.

     Los nuevos controles incluirán "requisitos más estrictos para las importaciones de cítricos de Sudáfrica".

Sudáfrica será quien haga los muestreos


     Entre ellos figura el registro de los tratamientos químicos anteriores y posteriores a la cosecha y las inspecciones oficiales sobre el terreno en las plantaciones de cítricos. Además, las autoridades de Sudáfrica estarán obligadas a tomar un muestreo de al menos 600 frutas de cada tipo de cítrico por cada 30 toneladas de fruta.

     También se someterá a inspecciones a muestreos por cada 30 toneladas en el caso específico de las naranjas de la variedad "Valencia", precisó la CE. Todas las frutas con síntomas de padecer el hongo serán sometidas a controles.

     España reclamaba controles también cuando la enfermedad estuviera "en estado latente", y que en el caso de que hubiera más interceptaciones de las fijadas como umbral, se fijaran mecanismos de respuesta automática por parte de la Comisión Europea.

     Las nuevas disposiciones aprobadas no diferencian entre las frutas para el consumo fresco y las destinadas a ser procesadas.

Cuando haya más interceptaciones, se reforzarán los controles


     La CE anunció, por otra parte, que si en los futuros meses hay nuevas interceptaciones de fruta contaminada, las medidas se reforzarán más y se impondrán restricciones adicionales.

     Las fuentes precisaron que son medidas de emergencia con el objetivo de "proteger los cultivos comunitarios de la mancha negra, una enfermedad que no existe en la UE".

    El comisario europeo de Consumo, Tonio Borg, señaló que la UE "no tiene más opción que imponer un régimen de inspección más estricto a las importaciones de Sudáfrica ya que la protección de las plantas en territorio comunitario es de la mayor importancia".

    Añadió que "el muestreo y análisis de los envíos debería evitar que esta dañina plaga afecte a las explotaciones europeas, en perjuicio de nuestro sector agrícola".

La CE está "satisfecha" con lo aprobado


    El comisario justificó la necesidad de adoptar medidas por "el alto número de recientes interceptaciones de cítricos infectados en los controles de las fronteras europeas".

    La CE precisó que las medidas se basan en un reciente informe de la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria.

     Durante la campaña de exportación de 2013 (de abril a noviembre) se importaron a la Unión unas 600.000 toneladas de cítricos, lo que representa cerca de un tercio del total de importaciones de cítricos.

     La Comisión anunció que tiene previsto adoptar las nuevas medidas "en los próximos días".