Europa se hace ‘marxista’ con el veto ruso: todos lo pagarán

0
6

     ¿Quién dijo que la Comisión Europa no estaba con los agricultores? Lo está y, lo que es peor, con todos. Porque todos van a tener que pagar el coste de las ayudas del veto ruso a los sectores hortofrutícolas, ya que la CE va a proponer que se rebaje del pago único a todas las explotaciones un 1,3% para hacer frente a estos costes, según ha recogido César Lumbreras en la última edición del programa Agropopular (Cope).

    Es decir, que no sólo ellos han provocado una crisis política, completamente ajena a la agricultura y ganadería, esté o no justificada, que es otro debate, sino que han decidido que sean estos sectores los que corran con los gastos. Así hago yo hasta una guerra.

    Y lo peor no es que el pequeño agricultor o ganadero que nada tiene que ver con este conflicto, que n siquiera cultiva ninguno de los productos afectados por el veto pero que sí padece la crisis de precios que ha desatado, porque ya se sabe que a río revuelto ganancia de los de siempre, sino que durante estos meses hemos visto y oído cómo desde la propia CE, y por extensión del Ministerio allí representado en las reuniones, que estas ayudas era una manera de ayudar a los afectados, un gesto de compromiso de las administraciones con una situación “injusta” para el sector. Y al final resulta que la van a pagar todos, menos ellos.

    Y eso sin contar que durante todo este tiempo los realmente afectados han visto cómo se suspendían las ayudas porque a la CE no les cuadraban las cuentas de lo que pedían los países. Visto lo vito ahora, a lo mejor es que les parecía que pedían poco, como no lo iban a pagar ellos….

    Decía Groucho Marx, en una definición de lo que él pensaba, que “estos son mis principios. Pero no se preocupe, si no les gustan, tengo otros”. Pues la CE se ha hecho ‘marxista’ y, por si el Parlamento Europeo no le aprueba esta medida ya tiene preparada otras similares, como pagarlo con lo que van a recaudar con la supertasa láctea o con el dinero de las multas a los países por no cumplir la legalidad en las ayudas recibidas. Es decir, que todo vale para sacar dinero menos de sus propias arcas y, de paso, se recuerda, en especial al sector del vacuno de leche, que no sueñen con una amnistía o medidas de gracia por el final de la cuota láctea, porque está claro que van a pagar hasta el último céntimo…. porque hay que hacer caja por si se enfadan con algún otro país y deben dar ayudas…. hasta que se las cobren a los demás.