Evacuaciones y daños en el Vall d’Aran por lluvias y desbordamiento de los ríos

0
23

   Tras destacar las dificultades que están encontrando en la cobertura de la telefonía móvil, Barrera ha informado de que se han evacuado a los habitantes de los edificios de ambas riberas del río Garona, que el polígono industrial de Vielha está completamente inundado "y la carretera nacional es una prolongación del río".

    "El puente antiguo de Vielha está muy tocado y si cede podría taponar el puente siguiente, que es el de la carretera nacional", ha advertido.

    En una rueda de prensa en Barcelona, tras una reunión del consejo asesor de emergencias Inuncat, el conseller de Interior, Ramon Espadaler, ha informado de que un total de 260 personas han sido evacuadas en el Vall d’Aran y que, según las previsiones, seguirá lloviendo en las próximas horas.

    El conseller ha señalado que el número de evacuados podría aumentar en la tarde en esta zona pirenaica, donde unos 4.000 abonados se han quedado sin luz y con problema de comunicaciones telefónicas, y algunas localidades han quedado aisladas. El desbordamiento de los ríos ha causado asimismo cortes de carreteras y ha afectado varios puentes.

El núcleo de Áreu ha perdido sus tres puentes


    Así, el núcleo de Àreu, perteneciente al municipio leridano de Alins (Pallars Sobirà), ha perdido sus tres puentes después de que estos hayan sido arrastrados por el agua del río Noguera Pallaressa, que se ha desbordado.

    Según ha informado a EFE el alcalde del municipio, José Poch, este núcleo ha sido el más afectado de los que forman Alins y aunque al mediodía la situación estaba controlada, podía quedar aislado si continúan las lluvias.

    "El río se ha ido comiendo la carretera y creo que antes de que llegue la noche podría quedarse incomunicado", ha explicado el edil.

    Las autoridades locales han hecho llamamientos a los vecinos para que eviten los desplazamientos en la zona, donde las presas de alta montaña están desbordadas y algunas vertiendo agua por encima de sus paredes, lo que está incrementando aún más el caudal de los ríos.

    Siete campings se han visto afectados por las crecidas del Garona y el Noguera Pallaresa. La mayoría de ellos están cerrados y sólo en uno, el Cámping Verneda (Aran), han sido desalojadas una decena de personas.

    Los centros educativos de Vielha también se han visto obligados a cerrar por la situación y el transporte escolar de toda la comarca aranesa ha quedado suspendido. En total, han cerrado 8 escuelas y dos institutos y hay 1.346 alumnos afectados.

    Al menos cuatro carreteras están cortadas: se trata de la N-230, entre Vielha a la frontera; la C-28, en Naut Aran; la C-147, entre Esterri y Alòs de Isil; y la N-125, cortada entre los kilómetros 164 y 187.