Exigen que el dinero de las multas a las industrias lecheras retornen a los ganaderos

0
8

       Los dirigentes de ASAJA han valorado la sanción que ultima la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia a 15 industrias lecheras y dos asociaciones sectoriales por haber podido cometer en el mercado de aprovisionamiento de leche cruda "una infracción grave y continuada desde al menos el 2000 al 2013".

     Ribas ha comentado que en mayo del 2011 Asaja presentó ante la Autoridad Catalana de la Competencia una denuncia por los bajos precios percibidos y por el pacto que realizaban entre estas industrias y el intercambio de información.

     "Entonces se nos dio la razón pero se nos dijo que no podían hacer nada a nivel estatal, y por ello pasó a la Comisión de la Competencia española", ha indicado Ribas.

Acusan a una multinacional de presionar a los ganaderos catalanes


     Por otro lado, la organización agraria reclama al Departamento de Agricultura de la Generalitat que tenga en cuenta al sector lechero, que ha pasado "de las 6.500 explotaciones lecheras de 1986 a las 700 actuales", han afirmado Pruna y Ribas.

      Aseguran también el litro de leche se les está pagando "a 0,32 céntimos el litro cuando la viabilidad de las granjas se fija en 0,36 céntimos el litro", según Ribas.

    Pruna y Ribas lamentan y condenan también la actitud "agresiva" de una multinacional que "está presionando a los ganaderos diciendo que les dejará de comprar leche por la de granjas de fuera".

UUAA pide coordinación para "evitar la competencia desleal entre ganaderos"      

    Por su parte, el sindicato UUAA ha pedido al Gobierno central coordinación en la aplicación del plan de desarrollo rural ya que advirtió de que puede haber "competencia desleal entre ganaderos de distintas Comunidades autónomas" tras la desaparición del sistema europeo de cuotas de producción de leche.

     En un comunicado, UUAA indica que Castilla y León tiene un presupuesto de 14 millones de euros en el citado plan de desarrollo rural para poner en marcha un "instrumento de estabilización de ingresos en explotaciones de producción de leche".

     El objetivo de esa medida es "compensar a los ganaderos de vacuno de leche en caso de que sus ingresos disminuyan más de 30% de los ingresos anuales medios del trienio anterior, o de sus ingresos medios trienales respecto al período quinquenal anterior, excluidos los valores más alto y más bajo", apunta el sindicato.

     Añade que "los pagos de los fondos mutuos a los ganaderos compensarán cuando menos un 70% de las pérdidas de ingresos, precisa que establece como condición "permanecer e el seguro al menos tres años" y subraya que "la ayuda será de hasta 65% de los costes subvencionables, con un límite máximo por explotación de 10.000 euros".

      El sindicato gallego considera "positivamente esta medida", pero advierte de la necesidad de una coordinación en el conjunto del Estado "para impedir la competencia desleal" entre ganaderos de diferentes Comunidades autónomas.