Expertos defienden reorientar PAC para satisfacer demanda de materias primas

0
6

EFE.- Esta es una de las conclusiones de la jornada "Volatilidad e incertidumbre en los mercados de materias primas agroalimentarias", presentadas hoy por el presidente de la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos (Cesfac), Miguel Ángel Díaz Yubero, y el consejero de presidencia de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB), Jorge Jordana.

Durante su intervención, Díaz Yubero ha destacado que la producción ganadera y de piensos se encuentra en la actualidad en una situación complicada y que la mayor preocupación y debilidad de este sector es la dependencia de materias primas del exterior.

Díaz Yubero ha subrayado que alimentar a una población creciente, que en 2050 se situará en 9.200 millones de habitantes, exige una nueva revolución y la biotecnología será clave para ello.

Los actuales precios de los cereales continúan elevados, y las perspectivas de cosecha para Francia y Alemania, debido a la sequía, no animan a una bajada, por lo que otro de los mayores problemas del sector ganadero es que no puede repercutir esos incrementos, ha indicado.

Por su parte, Jordana ha subrayado que la volatilidad de los precios "no es buena para nadie" y que en la actualidad existe un crecimiento importante de la demanda de materias primas en países que están registrando un fuerte desarrollo.

Para Jordana, España está perdiendo una oportunidad productiva para ocupar una parte importante del mercado internacional y ha considerado que cuenta con un buen sistema y que "a poco que se hiciera, tendría un sector agroalimentario mucho más eficiente y competitivo".

De momento, ha asegurado que la industria agroalimentaria mantiene el tipo ante la crisis y espera que las perspectivas de incremento del turismo animen el consumo interior.

Entre otras recomendaciones, el sector señala que, en el marco de la reforma de la PAC, es "imprescindible" la existencia de mecanismos de gestión de mercados y facilitar la posibilidad de mantener stocks de seguridad en cereales básicos.

También apuestan por aplicar procedimientos contractuales, debido al déficit de materias primas para alimentación animal en España y para lograr un desarrollo armónico de la producción agraria y creen que la Unión Europea no debería renunciar a la biotecnología para mejorar la productividad y competitividad del sector.

Además, abogan por continuar trabajando en el equilibrio de la cadena agroalimentaria para trasladar de manera eficiente los costes de producción en cada uno de sus eslabones, implementar políticas activas de gestión de agua y de ahorro del uso agrario e incentivar proyectos de investigación en áreas agroalimentarias.

Los expertos explican que desde junio de 2010 el índice de precios de materias primas agrícolas se ha incrementado un 60 % debido a factores como las condiciones climáticas adversas, el fuerte incremento de la demanda en los países emergentes, la demanda añadida por biocarburantes, la irrupción de la inversión financiera y las compras masivas por parte de los gobiernos.